La inyección de hidrógeno verde en las redes de gas y el proceso de metanación con este elemento, recogiendo la experiencia europea para avanzar en esta materia, fue el tema que analizó el tercer taller técnico de hidrógeno que realiza GIZ en Chile, junto al Ministerio de Energía, donde se mostró la tecnología de “Power to gas, Proyectos store & go”, y la obtención de Gas natural sintético (SNG) a partir del proceso de metanación con hidrógeno producido con energías renovables.

Rodrigo Vásquez, asesor senior de GIZ, destacó que el transporte de energía con hidrógeno “tiene pérdidas marginales, del 0,7%, lo que representa una gran oportunidad para de llegar con hidrógeno a grandes y pequeños consumidores, desde empresas a sectores residenciales”.

El desarrollo de esta tecnología fue expuesto por Jachi Gorre, fundador de Grinix GmbH, quien mencionó la creación de un proyecto europeo para avanzar en la producción de gas natural sintético, integrado por 27 socios, provenientes de seis países de la zona.

[LEA TAMBIÉN: Hidrógeno: camiones alemanes usan hasta 40% menos de energía]

Gorre explicó que el proceso de producción de energía contempla convertir electricidad en un electrolizador de agua en hidrógeno, que luego se sintetiza con dióxido de carbono para producir gas natural sintético.

El especialista dijo que la optimización del almacenamiento con hidrógeno y las capacidades de metanización para las plantas de gas permitieron reducciones de 6% a 17% en los costos de producción de gas, con el dimensionamiento de componentes.

A su juicio, las principales barrera de los proyectos Power to gas no son técnicas, sino que son regulatorias y económicas.