(Emol) El coronavirus ha cancelado los planes de negocios en todo el mundo, pero el empuje de Europa hacia los autos eléctricos no es uno de ellos. Las ventas de automóviles cero emisiones e híbridos se han mantenido mejor que el mercado general en medio de una profunda recesión, principalmente gracias a la acción de los gobiernos del bloque.

La Unión Europea de 27 países está avanzando con un cambio importante en el transporte como parte de los esfuerzos del bloque contra el cambio climático. Bajo presión reguladora, los fabricantes de automóviles están lanzando una serie de nuevos modelos eléctricos para que puedan cumplir con los límites más estrictos de los gases de efecto invernadero que entrarán en vigencia el próximo año.

Los modelos cero emisiones son cada vez más asequibles, especialmente porque las ventas están respaldadas por importantes subsidios gubernamentales.

A medida que las ventas de automóviles de combustión interna han disminuido, la demanda de automóviles eléctricos e híbridos se ha mantenido estable o incluso ha aumentado, según muestran estadísticas recientes.

[LEA TAMBIÉN: Quince Estados de EE.UU. acuerdan que todos sus camiones sean eléctricos en 2050]

Dichos informes muestran que la cuota de mercado de vehículos más amigables con el medioambiente aumentó considerablemente en los principales mercados europeos durante la primera mitad del año, incluso cuando el brote cerró las salas de exhibición entre marzo y abril.

Por ejemplo, Alemania experimentó el primer semestre de este año un aumento en este mercado que llegó al 8,4%, cifra no menor si se considera que en igual periodo de 2019 alcanzó sólo un 3,4%. Esta alza se alcanza además en un periodo donde las ventas totales de todos los tipos de automóviles cayeron un 35%.

Los compradores de automóviles eléctricos se sienten atraídos por los grandes incentivos dispuestos por la autoridad. Según el último paquete de estímulo del gobierno alemán, por ejemplo, un automóvil eléctrico con un precio inferior a 40,000 euros (poco más de 36 millones de pesos chilenos) es elegible para un incentivo de 9,000 euros (poco más de 8 millones de pesos chilenos), de los cuales el fabricante debe pagar 3,000 euros.

Las personas ahora tienen 70 modelos diferentes, 100% eléctricos e híbridos para elegir, con precios que comienzan por debajo de los 20,000 euros, incluidos los subsidios locales para algunos modelos como en el caso del Seat Mii, el Renault Twingo ZE y el Skoda CITIGOe IV.

Los fabricantes de automóviles en la UE deben reducir las emisiones promedio de sus flotas a 95 gramos de dióxido de carbono por kilómetro conducido a partir del próximo año.

Para lograr eso, tendrán que elevar las ventas de unidades cero emisiones e híbridos del 7% al 12% del mercado, según proyectó el grupo de defensa Transport & Environment.

El nuevo límite es parte del esfuerzo de la UE para cumplir con el acuerdo climático de París de 2015 para reducir las emisiones de dióxido de carbono, acusado por los científicos de ser el responsable del calentamiento global y el cambio climático que lo acompaña.