El uso de gas natural en el sector minero podría reducir hasta 440.000 toneladas de gas de efecto invernadero al año, si es que se incorpora con mayor fuerza a este combustibles en la industria, según señala el estudio “El rol del gas natural en la transición energética de Chile 2020-2050”, realizado por la Asociación de Gas Natural (AGN), en que se plantea la necesidad de incentivar el recambio del diésel por este recurso.

Según la investigación, el reemplazo del diésel por gas natural en la minería ha sido realizado en México, dando como resultado la reducción en un 30% de CO2, mediante el cambio de inyectores dentro de camiones mineros.

El estudio también sostiene que se puede realizar un reemplazo acelarado del diésel por gas natural en la industria minera, pues se contempla que el uso de hidrógeno debería darse en el mediano plazo.

[LEA TAMBIÉN: Asociación de Gas Natural: conversión de vehículos aumenta mercado potencial para 300.000 unidades]

Otro aspecto que indica el estudio del gremio es que la sustitución del petróleo pesado N°6 en las calderas industriales disminuiría en 60% las emisiones de dióxido de azufre, mientras a que nivel global se afirma que la sustitución del carbón por gas natural, junto a la actual dinámica que tiene el sector eléctrico “ayudaría a cumplir el 68% de la meta de emisiones comprometida”.

También se señala que el cambio al impuesto específico a los combustibles “nivela la cancha entre diésel y gas natural, incentivando el recambio a esta tecnología”.