El apoyo a la autorización de proyectos especiales por parte de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC), la readecuación del plan de desarrollo regulatorio y la articulación con otros servicios del sector público para canalizar solicitudes, son las tres líneas de acción previstas desde el Ministerio de Energía para contribuir a la realización de iniciativas de hidrógeno verde, producido con energías renovables en el país.

Así lo dio a conocer María de los Ángeles Valenzuela, profesional de la Unidad de Hidrocarburos de la División de Mercados Energéticos del Ministerio de Energía, durante la octava y última conferencia de la Misión Cavendish, que realiza el Club de la Innovación, la Asociación Chilena de Hidrógeno y el Comité Solar e Innovación de Corfo, con el objetivo contribuir al desarrollo de una industria nacional en torno a este recurso.

Según la especialista, el apoyo de proyectos de hidrógeno, mediante la SEC, supone un proceso en que se verifique que las iniciativas que se presenten “no sean un peligro para las personas o las cosas”, y así poder entregar una autorización con el fin de implementar y operar proyectos especiales. Además, se piensa en publicar una guía de presentación de solicitudes para desarrolladores.

[LEA TAMBIÉN: Ministerio de Energía y Corfo lanzarán concurso para estudios de preinversión en hidrógeno verde]

La readecuación del plan de desarrollo regulatorio considera actualizar la priorización de segmentos de la cadena a regular, además de racionalizar la estructura de reglamentos “para reducir su cantidad”, y adelantar el cronograma de desarrollo de regulación clave.

La tercera línea apunta a articular las solicitudes de proyectos de hidrógeno verde entre el Ministerio de Energía y la SEC con el Ministerio de Salud; Ministerio de Transportes y Telecomunicaciones; Ministerio de Economía y el Sernageomin.

Proyectos

En la conferencia se mostraron proyectos como el que produce amoniaco con hidrógeno verde que realiza la Empresa Nacional de Explosivos (Enaex), con lo cual se han reducido 750 mil toneladas de emisiones que genera la importación de amoniaco en Chile.

Por su lado, José Ignacio Galindo, CEO de Alset Global, mostró el proyecto para transformar camiones mineros que usen hidrógeno como combustible, precisando que existe un potencial de 1.500 vehículo que podrían ser convertidos, que podrían reemplazar 1.300 litros de diésel al año, eliminando 3,5 millones de toneladas de CO2 a ser eliminados por año.