El modelo de camión Faun Bluepower que se desarrolla en Alemania fue analizado en el segundo taller técnico sobre hidrógeno que realiza la GIZ en Chile, junto al Ministerio de Energía, donde se destacaron las características técnicas de este vehículo, destinado a empresas de recolección de residuos y de limpieza que circulan en el país europeo, el cual accionamiento eléctrico desarrollado internamente que combina la tecnología de pila de combustible de hidrógeno y batería eléctrica para aumentar el alcance del vehículo.

El relator de la conferencia fue Maik Groß, jefe técnico de la empresa Faun, señaló esta tecnología híbrida permite “obtener una mejor operación”. De acuerdo con lo informado por la empresa estos camiones, presentados a inicios de este año, usan hasta un 40% menos de energía, además de no emitir emisiones.

El especialista dijo que la tecnología se implementa en camiones Mercedes Benz, con motores eléctricos, baterías, celdas modulares de hidrógeno y los tanques que usan este combustible.

[LEA TAMBIÉN: El momento del hidrógeno]

“La idea del proyecto Blue Power es que usa energía solar, eólica y la que se genera con desechos de basura para el desarrollo de la electrólisis en la producción de hidrógeno”, sostuvo.

Agregó que para este tipo de camiones que trabaja en ciclos cortos, de detención y partida, el uso del hidrógeno es más apto para el consumo energético, puesto que recupera la energía que se consume con el frenado, que retorna al vehículo para no perderse.

La iniciativa fue destacada por el moderador del taller, Rodrigo Vásquez, asesor senior de GIZ en Chile, quien precisó que este uso en el transporte ahorra el costo del diésel, con el uso de baterías y celdas de hidrógeno, además de mejorar el medio ambiente y no emitir ruidos.