La Empresa Nacional del Petróleo (Enap) puso en marcha blanca la planta de cogeneración en las instalaciones de la Refinería Aconcagua, la cual operará 100% a gas natural, con el objetivo de entregar un suministro permanente de vapor y electricidad en forma simultánea.

Con ello se producirá la salida de operación de dos calderas que funcionan en la refinería, disminuyendo las emisiones, especialmente de óxidos de nitrógeno (NOx), en 320 toneladas al año, equivalentes a las que emiten 90.000 vehículos livianos.

“Con la construcción de esta unidad, nos aseguramos un suministro de vapor y energía eléctrica más limpio y seguro para Enap Refinería Aconcagua, al tiempo que inyectamos los excedentes de energía al Sistema Eléctrico Nacional. De esta manera, Enap está cumpliendo su compromiso con la Agenda de Energía de impulsar el uso del gas natural en el país y es una contribución a la calidad del aire de la comuna de Concón, sobre todo en lo que se refiere a NOx y SO2”, destacó Yasna Ross, Gerente de Gas & Energía de Enap.

[LEA TAMBIÉN:  Planta de Enap en Hualpén paralizará funciones por dos meses debido a proceso de mantención]

Según indicó Enap, la cogeneradora “permitirá satisfacer las necesidades eléctricas de esta filial de aproximadamente 35 MW y los excedentes serán aportados al Sistema Eléctrico Nacional (SEN), permitiendo desplazar generación térmica de mayor emisión. Además, producirá 125 toneladas/hora de vapor para alimentar los procesos de la refinería, mejorando en un 10% la eficiencia térmica de las operaciones y disminuyendo sus costos de operación”.

También se indicó que la planta no generará consumos adicionales de agua, pues la generación de vapor se realizará desplazando el consumo actual de la refinería.

Esta central se construyó en 2014 tras un avenimiento con el alcalde de Concón, concejales y organizaciones comunitarias, quienes propusieron mejoras al proyecto, con la convicción de que debe haber un beneficio compartido en lo ambiental, social y económico para la ciudad.