Tres son los parques eólicos en lo que se ha utilizado la tecnología alemana del soterramiento de cables para la conexión eléctrica de estas centrales, registrando avances de hasta dos kilómetros de red al día, según destaca a ELECTRICIDAD, Johannes Eiberger, propietario de Soterra Chile, encargada de aplicar esta técnica.

El ejecutivo señala que la tecnología Foeck se usa en el país por primera vez en sudamérica, logrando continuar con la instalación del cableado en proyectos, en el actual contexto de la pandemia del Covid-19,” ya que la maquinaria hace prácticamente todo, el personal se mantiene a distancia uno del otro”.

A su juicio, el soterrado automático “surca el suelo con fuerza bruta pero luego es suficientemente delicada para los cables dando cabida a éstos sin movimiento de tierra”, agregando que este proceso se puede adaptar a terrenos extremos, pudiendo trabajar con cables de poder, fibra óptica y cobre desnudo.

[LEA TAMBIÉN: Acera A.G.: ERNC llega al 25,2% de participación en la capacidad instalada de la matriz nacional]

“Hasta ahora los trabajos han sido en colectores de media tensión en parques eólicos con más de 270 kilómetros de cable soterrado y 300 kilómetros más en cartera”, sostiene.

El ejecutivo indica que esta técnica fue usada en la construcción de los parques eólicos Malleco (270 MW); Negrete (40 MW), y Duqueco (60 MW).