El magnate Elon Musk ha confirmado la producción del camión eléctrico de Tesla, el Semi.

El camión lleva ya dos años y medio en periodo de pruebas, con una producción limitada a un par de prototipos que ya han completado viajes largos. Esta decisión supone que las fábricas de Tesla en Estados Unidos empezarán a dar prioridad al camión eléctrico; aunque por el momento no está claro si eso se traducirá en retrasos para otros proyectos, como el Tesla Cybertruck.

[LEA TAMBIÉN: ¿Qué planea Tesla con su “súper batería” de larga duración?]

En concreto, Musk ha anunciado que la producción de baterías y todo lo relacionado con el motor se realizará en la ‘gigafactoría’ en Nevada, mientras que el resto del trabajo (probablemente chasis, carrocería, etc) se realizará en otros estados.

Anunciado en 2017, el Semi es el primer vehículo comercial de Tesla, que está dirigido a empresas de transporte y no al público general. Sin embargo, sigue siendo un Tesla en todos los aspectos, tanto en su futurista diseño como en el uso de baterías eléctricas.

[LEA TAMBIÉN: Auto del siglo pasado se transforma en eléctrico gracias a una batería de Tesla]

Los dos prototipos fabricados han realizado viajes de prueba, en algunos casos posiblemente probando las funciones de Autopilot integradas, que pueden ser una gran ayuda para los conductores.

Por el momento, no se han anunciado los cambios de diseño planteados por Musk, pero puede que estén relacionados con aumentar la autonomía del vehículo, uno de los aspectos más complicados; originalmente, Tesla anunció una autonomía de 800 kilómetros para el Semi.