Seguridad en la conducción, optimización de rutas y el surgimiento de nuevos modelos de servicios y negocios son algunas de las aplicaciones que impulsaría la industria telemática al desarrollo de la movilidad eléctrica en Chile, según se destaca en el Portal de Electromovilidad, desarrollado por el Ministerio de Energía y la Universidad Técnica Federico Santa María.

De acuerdo con el análisis publicado en este sitio, la incorporación de este tipo de tecnología aumentaría la seguridad en la conducción de vehículos eléctricos, especialmente en la asistencia de la modalidad del piloto automático y el procesamiento de información en tiempo real que se obtiene de diversas fuentes, incluyendo otros autos eléctricos.

La telemática, se indica en el portal es definida como el conjunto de conocimientos “que reúne de manera transversal el desarrollo de software, hardware, redes de comunicación, seguridad informática e internet de las cosas al servicio de las personas”, integrando servicios informáticos y de telecomunicaciones.

“Para la recolección de esta gran cantidad de datos, se requiere fundamentalmente de las tecnologías de información y comunicación (TIC) y que las redes inalámbricas evolucionen, permitiendo a millones de dispositivos enviar información en tiempo real”, señala el documento.

“Se espera que la red 5G, en proceso de gestación de su estándar, permita que todas estas máquinas intercambien datos generando una inteligencia colectiva”, se agrega.

[LEA TAMBIÉN: Electromovilidad: sector de transporte alcanzará 61% electrificación a 2050]

El análisis también sostiene que la telemática es fundamental para la gestión de datos, particularmente para permitir la carga inteligente de vehículos inteligentes, en que se prioricen los horarios “cuando las tarifas de la energía y potencia eléctrica sean menores”, además de posibilitar la implementación de los sistemas de carga V2G (vehicle to grid), hacer la operación entre la red eléctrica y le vehículo más eficiente y poder integrar de mejor manera con la generación renovable para optimizar el uso de la red de distribución eléctrica.

Otro aspecto destacable de la telemática es que permite que el vehículo eléctrico indique cuando requiere de mantención, junto con entregar condiciones para crear algoritmos y así “implementar nuevos modelos de negocios bajo el concepto de generación distribuida, entre otros asociados a smart grid o redes inteligentes”.

Potencial

En el análisis temático del portal se señala que la telemática puede implementar otras aplicaciones relevantes en electromovilidad. “Por ejemplo, utilizando algoritmos de inteligencia artificial se puede implementar la funcionalidad de conducción autónoma, también se puede predecir por dónde circulan los vehículos, y estimar o gestionar el tráfico en las horas punta. Se puede predecir la hora en que se cargan los vehículos, lo cual permitiría que las empresas eléctricas puedan gestionar su demanda y gestionar los puntos de carga que deberán ser interoperables”, se sostiene.

“Otro campo de la telemática tiene relación al escalamiento de la electromovilidad y su infraestructura de carga relacionada, las cuales todas generan datos que se pueden gestionar en tiempo real para optimizar funcionalidades. Todo lo anterior implica que es necesario tener un sistema inteligente para gestionar la demanda y cobrar por estas cargas. Con las tecnologías actuales, el sistema no es capaz de determinar qué auto se está cargando, o bien qué persona lo está cargando. La idea es que el sistema o cargador le cobre a la persona que realmente está usando el vehículo. De no ser así, sería complicado, por ejemplo, arrendar estos vehículos, ya que no se tendría un control de las cargas realizadas. Lo importante es que la persona que está cargando sea la que pague”, se añade.