La masificación del hidrógeno verde, producido a partir de energías renovables, es el principal desafío de esta industria que espera una masificación de este recurso, debido a la baja en los costos que siguen experimentando las tecnologías solares y eólicas, además de los objetivos de reducir la huella de carbono a nivel mundial, dejando de lado el consumo de combustibles fósiles.

Este tema fue planteado por Andres Eisfielder, gerente general de New Energy Business para Latinoamérica de Siemens, durante el webinar “Escenarios energéticos y el rol del hidrógeno”, realizado por el World Energy Council Chile (WEC Chile), junto al Centro de Energía de la Universidad Católica y Siemens, donde se analizaron las tendencias claves que orientan el desarrollo de este recurso a nivel mundial.

Eisfelder comentó que actualmente el hidrógeno ya se está utilizando a gran escala industrial, con una demanda de 70 millones de toneladas anuales. El problema es que el 95% de esa producción genera Co2 ya que se logra a partir de fuentes fósiles, por lo que destacó que la tecnología de Siemens “permite obtener hidrógeno de la electrólisis del agua utilizando energía proveniente del sol y el viento”, comenta.

Eisfelder se mostró optimista respecto a que “ahora sí” se avanzará en la masificación del hidrógeno verde, debido básicamente a dos factores. Uno, es la disponibilidad de las energías renovables a un costo accesible. Y dos, la conciencia de la sociedad de no querer seguir arrastrando una huella de carbono tan grande.

En el seminario también expuso Annie Dufey, gerente de Desarrollo en EBP-Chile, quien resumió el panorama actual y los drivers que están conduciendo la transformación energética, como la descarbonización, descontaminación, distribución, descentralización y digitalización.

Según la especialista, “las políticas están siendo orientadas hacia el bien común de promover una economía baja en carbono”, por lo que valoró la importancia que ha cobrado el hidrógeno verde como un combustible cero emisiones y que para su generación se puede utilizar electricidad proveniente de fuentes renovables.

“Chile tiene enormes ventajas en la producción del hidrógeno verde. Primero, en el norte por la irradiación solar y en Magallanes por los vientos. Esto se traduce en la generación de energía renovable a precios muy competitivos y por ende un hidrógeno verde con un valor que podría bordear los U$ 2 dólares el kilo. Además, tenemos disponibilidad de agua en esos puntos -insumo muy importante- y también resuelto el tema logístico”, dijo Dufey.

Por su lado Patricio Lillo, investigador líder para el Consorcio Tecnológico de Corfo “Desarrollo de Sistema de Combustión Dual Hidrógeno-Diesel para Camiones de Extracción Minera”, señaló que en este proyecto están trabajando para tener un marco regulatorio ad-hoc en esta materia, específicamente en normativas respecto a su almacenamiento, “ya que a diferencia del petróleo, el hidrógeno requiere más espacio. Además, está considerado como una sustancia peligrosa, aspecto que necesita un cambio reglamentario para poder utilizarlo en aplicaciones como el transporte público”.

Otro desafío importante, es la generación de capital humano. Lillo indicó que “solo en lo que nosotros estamos trabajando, que se relaciona con minería, se necesitarán por lo menos 6 mil personas capacitadas, en distintos niveles, en los próximos 3 años para atender los proyectos que se están llevando a cabo. Por otra parte, la ciudadanía también tiene que permearse con el hidrógeno, empezar a convivir con él, por ejemplo, subiéndose a un taxi que opere con este combustible. Esa es la forma de que esto se masifique”.

Por último, María Trinidad Castro, directora ejecutiva del World Energy Council Chile, invitó a todos los asistentes a seguir trabajando para acortar las brechas y contribuir para que el hidrógeno verde se transforme en una gran industria.

“Chile es un país privilegiado por contar con ventajas competitivas para producir este combustible limpio, cubriendo la demanda local y luego pudiendo generar una economía en torno a este. Desde WEC continuaremos promoviendo y generando los espacios necesarios para que los proyectos y el conocimiento en estas materias sean accesibles para todos”, afirmó la ejecutiva.