Un crecimiento de 10% en los últimos tres años experimentó el retiro de energía eléctrica realizado por los clientes libres del sistema, pasando de 49% en 2016 a 59% en 2019, según indican los datos del Anuario Estadístico de la Comisión Nacional de Energía (CNE).

Este aumento responde a la opción que tienen los clientes residenciales de pasar a ser clientes libres, si tienen una potencia conectada de 500 kW a 5 MW. Según muestra el documento del organismo regulador, el total de retiros de energía hecho por los clientes libres durante el año pasado llegó a 42.220 GWh, lo que representó un incremento de 5,6% respecto a 2018, mientras que los retiros de lo clientes regulados registró 28.849 GWh anuales. Si se comparan estas cifras con 2009, el retiro de los clientes libres ha subido en 73% en diez años.

El Anuario Estadístico también muestra las proyecciones de la demanda eléctrica, donde se estima que los clientes libres representen el 59% del consumo entre 2021 y 2032. Estos resultados “son utilizados en los distintos procesos realizados por la CNE, como la determinación de precios de nudo, fijación de cargos, procesos licitatorios, entre otros”.

[LEA TAMBIÉN: CNE: a abril se construyen 100 proyectos ERNC por un total de 5.086 MW de capacidad instalada]

Otros datos

El documento también consigna la evolución de la puesta en marcha de los proyectos de generación, señalando que en 2020 estos totalizan 4.586 MW, los que aumentarán a 5.476 MW en 2024, siendo la tecnología solar la que liderará la participación en la matriz, con un 39%, seguida de las centrales eólicas (27%), y de las hidráulicas de pasada (20%).

En transmisión se señala que la capacidad instalada en el Sistema Eléctrico Nacional corresponde a un total de 1.977 instalaciones, los que suman 35.303 kilómetros, registrados al 31 de marzo de 2020. De estos, 16.163 kilómetros pertenecen a líneas de 220 kV; 6.241 km a líneas de 11o kV, y 4.747 km a líneas de 500 kV.