Un bus eléctrico, totalmente acondicionado como laboratorio móvil implementó Enel Chile, el cual comenzó a recorrer las comunas de La Pintana y Puente Alto con el objetivo de ir en apoyo de la detección de contagiados por el COVID-19 y aumentar la cantidad de exámenes PCR en aquellas zonas donde es más difícil acceder a este examen.

El laboratorio móvil que comenzó su funcionamiento en la comuna de La Pintana, se encuentra completamente equipado para la toma de una muestra segura, ya que protege al equipo médico en el contacto con pacientes que pudieran resultar positivos.

“Esta es una de las acciones que como compañía estamos implementando, de la mano de municipios, hospitales y organizaciones que día a día destinan sus esfuerzos al combate de la pandemia. Queremos ir en ayuda de los que más lo necesitan y había que actuar lo antes posible. Todo esto se lleva a cabo gracias al trabajo que por año hemos realizado junto a comunidades, especialmente donde la compañía está presente”, señaló Herman Chadwick, presidente de Enel Chile.

El diseño del laboratorio móvil eléctrico, pionero en Chile, se llevó a cabo gracias a un trabajo de innovación de Enel X, tomando en cuenta los requerimientos sanitarios del personal clínico de la Red de Salud UC Christus.

[LEA TAMBIÉN: Pandemia: Enel Chile crea fondo de $1.000 millones para apoyar a sectores vulnerables]

El bus Laboratorio cuenta con: sector de asientos para el traslado del personal de salud (2 enfermeros, 1 técnico en enfermería y 1 administrativo), acceso con una cabina con restricción de sanitización, zona administrativa, 2 Box de toma de muestras (con mangas) y área de almacenamiento, wifi.

Además, en el exterior se instalarán dos tarimas para dar la altura suficiente para que el paciente se pueda tomar la muestra.

Inicialmente el bus, facilitado por Kaufmann, estará operativo como laboratorio móvil por dos meses. Se espera tomar entre 40 y 60 muestras diarias, lo que será coordinado por los equipos locales de salud.

Al detectarse un caso positivo, los resultados son avisados vía mensajería telefónica tanto al paciente como a los equipos de salud locales para su respectivo seguimiento.

Junto al laboratorio móvil, Enel realizó una donación de $150 millones a la Universidad Católica destinada a financiar el tratamiento de Covid-19 a través de un banco de plasma de pacientes recuperados. Este banco permite usar plasma de quienes han generado una respuesta inmune efectiva a la enfermedad en pacientes hospitalizados por COVID-19.