La empresa Engie, a través de su Unidad de Negocios Latinoamérica, informó que contribuirá a la lucha contra el Covid-19 en la región con un aporte de US$2 millones, la cual se traduce en tres acciones esenciales en Argentina, Chile, Colombia, México y Perú, a través de la adquisición de equipo y material médico, poner a disposición gratuita para hospitales e instituciones pública sus soluciones especializadas en la prevención y protección, además de la creación de un fondo solidario voluntario entre sus ejecutivos y trabajadores, donde la compañía igualará el monto recaudado total.

«En esta crisis sanitaria sin precedentes, todos debemos hacer nuestro mejor esfuerzo para apoyar a los más vulnerables. Con el expertise y apoyo de nuestros 10 mil colaboradores en la región desplegaremos estas contribuciones que demuestran nuestro sólido compromiso con la región y las comunidades donde operamos», afirmó Frank Demaille, CEO de Engie en Latinoamérica.

Chile

Específicamente en Chile, se pondrán en marcha estos tres pilares de trabajo, considerando un monto en torno a los US$650 mil dólares, donde los recursos provienen de Engie y sus empresas relacionadas: Gas Natural Licuado Mejillones y la Transmisora Eléctrica del Norte (TEN).

Es así como se entregarán 16 mil test rápidos al gobierno, «los cuales serán utilizados directamente en el personal médico de los hospitales de la zona norte de Chile. Esto se suma al apoyo en la emergencia en las comunidades en donde operan, lo que se ha materializado en donación de cloro, mascarillas, cajas de mercadería y un préstamo de camionetas para que personal de la salud de Calama pueda realizar visitas médicas, entregar medicamentos e insumos en toda la comuna, entre otras actividades».

[LEA TAMBIÉN: Engie Energía Chile renueva directorio y confirma plan de desarrollo renovable por 1.000 MW en próximos años]

«A través de este plan reafirmamos nuestro compromiso con la comunidad y es por esto que nos sentimos muy orgullosos de los pasos que estamos dando en conjunto con nuestros colaboradores. Esta crisis nos ha impactado fuertemente a todos, pero es justamente en estos momentos cuando cobra especial relevancia la unión y el apoyo de nuestra sociedad para que salgamos adelante progresando en armonía», puntualizó Axel Levêque, CEO de Engie Chile.

En segundo lugar, se pondrá a disposición del personal médico de los hospitales San Borja Arriarán y San Juan de Dios, en Santiago, una flota de taxis eléctricos para trasladarlos a sus respectivos trabajos, evitando así exponerlos al transporte público y cuidar de su salud. Este servicio será otorgado por E-MOV, empresa de transporte ejecutivo 100% eléctrico.

«En el mismo contexto, en conjunto con las autoridades de salud se definió apoyar por un periodo aproximado de tres meses a un hospital público de la Región Metropolitana (San Juan de Dios), para realizar servicios asociado a mantención preventiva y correctiva de los sistemas eléctricos y de climatización, en función de los requerimientos particulares del recinto médico», informó la empresa.