Debido al aumento progresivo de casos de coronavirus en Chile y con el objetivo de cuidar la salud de sus trabajadores, colaboradores y clientes, Enel Distribución informó que mantiene sus actividades de terreno con el objeto de asegurar la continuidad del suministro eléctrico.

“Los trabajos en terreno que está realizando personal contratista de la compañía están relacionados con la inspección preventiva y correctiva para el mantenimiento de la red y de empalmes, para asegurar la correcta operación del sistema eléctrico, la reprogramación horaria de equipos de medida y el servicio de emergencia, entre otras actividades. Estos trabajos han sido debidamente informados y coordinados con la autoridad”, señaló la distribuidora mediante un comunicado.

Según la compañía, el personal en terreno “siempre porta su credencial y debe mostrarla en caso de presentarse en el domicilio de un cliente. Si el cliente tiene alguna duda puede contactarse con la compañía llamando al 600 696 0000 donde podrá corroborar la información, o a través de los canales digitales”.

Los trabajos esenciales que realiza la compañía para asegurar la continuidad del servicio eléctrico en las distintas comunas de su área de concesión, también se enmarcan en el plan invierno 2020, los cuales fueron informados a los municipios.

[LEA TAMBIÉN: Enel Distribución: 50% de operación de redes se realiza en forma remota para recuperar servicio eléctrico]

Lecturas de consumos

Enel Distribución informó que, producto de la pandemia, por el momento se “mantiene suspendida la lectura pedestre de medidores de clientes residenciales para evitar el contacto entre las personas. Según la normativa vigente, a los clientes que no se les pueda realizar la lectura, con el fin que no se acumulen consumos de varios meses, se les calcula el consumo promedio de los últimos 6 meses, el cual es utilizado para facturar provisoriamente”.

“A los clientes que se les emitió su boleta en base al promedio de los últimos 6 meses, establecido por ley, se verá reflejado con la leyenda “Sin Lectura”. Dicha estimación será ajustada en la próxima boleta, una vez que sea posible normalizar los servicios de lectura”, se precisó.

Y se añadió: “Se están realizando planes especiales de lectura, focalizados principalmente en el comercio y empresas, que en algunos casos han dejado de funcionar, con el objetivo de que los promedios no superen, en estos casos, los consumos reales”.

“Para evitar las diferencias con el consumo real que la facturación provisoria puede producir, los clientes residenciales y la mayoría de los comerciales, tienen la opción de informar la lectura de su medidor, y así mantener al día su real registro de consumo evitando el cálculo en base al promedio que faculta la normativa”, indicó la empresa.