Alrededor de 42 millones de empleos serían creados en el mundo a 2050 con las inversiones destinadas a la transformación energética en base a tecnologías solares, eólicas y geotérmicas, de acuerdo con las conclusiones del reporte “Perspectivas mundiales de las energías renovables “, realizado por la Agencia Internacional de Energías Renovables (Irena en inglés).

El documento plantea que un 60% de la reducción de emisiones de carbono en 2050 “podría conseguirse gracias a las renovables, hidrógeno verde y la electrificación basada en energías renovables”.

El estudio también aborda las opciones de inversión con bajas emisiones de carbono, precisando que la transformación del sistema energético “apunta a un mayor crecimiento del producto interno bruto (PIB), con un aumento del 2,4 % a mediados de siglo en comparación con los resultados de los planes actuales”.

“El aumento acumulado de aquí a 2050 asciende a 98 billones de dólares estadounidenses (USD), muy por encima de las inversiones adicionales necesarias para transformar el sistema energético”, afirma la Irena.

[LEA TAMBIÉN: Irena llama a una recuperación verde con energías renovables en escenario post covid-19]

Transformación

Se sostiene que la transformación prevista se amortizaría de manera efectiva, “pues cada dólar gastado produciría entre 3 y 8 dólares. El escenario de transformación energética costaría 19 billones de USD más que el escenario energético previsto, pero también generaría beneficios por un valor mínimo de 50 billones de USD para 2050.

“La perspectiva de descarbonización más profunda costaría 16 billones de USD más para lograr las cero emisiones netas, o 26 billones de USD más para eliminar completamente las emisiones de CO2, con un costo total de 45 billones de USD, si bien el ahorro acumulado también sería superior, de 62 billones de USD o más”,señala el reporte.

“Además de un futuro energético sostenible, la transición promete nuevos modelos de desarrollo socioeconómico. Los cambios en la orientación de la inversión contemplados en esta perspectiva aumentarían los empleos en el sector de las renovables hasta los 42 millones a escala mundial de aquí a 2050, cuatro veces más que en la actualidad. Los empleos en el sector de la energía en general alcanzarían los 100 millones en 2050, unos 40 millones más que en la actualidad. La transición generaría 7  millones de empleos nuevos en todos los sectores de la economía en comparación con los planes actuales. Habría beneficios para la salud y el medio ambiente, así como grandes mejoras del bienestar humano, en todas las regiones del mundo”, se agrega.