(Diario Concepción) Un reporte publicado por Enel X analiza cómo Chile se ha transformado en un referente para Latinoamérica en el desarrollo de la movilidad eléctrica.

El informe reseña que, actualmente, en Chile circulan alrededor de 900 autos eléctricos y se proyecta que para el 2030 esta cifra aumente a 80.000 que estarán circulando en todo el territorio nacional.

Efectivamente, esto está en sintonía con los datos de la Asociación Nacional Automotriz de Chile (Anac), que indican que sólo entre 2018 y 2019 el número de vehículos eléctricos en Chile se incrementó un 68%, lo que representa un crecimiento exponencial en materia de movilidad eléctrica.

Desde Enel X han dicho que parte del desafío futuro recae sobre la Electrorruta, que comprende la instalación de 1.200 estaciones de carga durante los próximos cinco años para cubrir la demanda de los autos eléctricos desde Arica a Punta Arenas, con el objetivo de llegar a instalar un punto de carga cada 75 km. De esta manera, los autos podrán desplazarse tranquilamente dentro del país con cero emisión de huella de carbono, mejorando la calidad del medio ambiente para las futuras generaciones.

[LEA TAMBIÉN: Schneider Electric: baja en precios de vehículos es esencial para masificar electromovilidad]

¿La barrera?: el precio

El director del Área Mecánica de Inacap Sede Concepción-Talcahuano, Héctor del Pino, puntualizó que hoy la ventaja hoy de un auto eléctrico versus uno de combustión interna, se relaciona con su menor impacto medioambiental, debido a que no emite dióxido de carbono, como sí lo hacen los vehículos a gasolina o diésel.

“El crecimiento ha sido exponencial, aunque si lo comparamos con el parque vehicular de combustión interna, aún la cifra es marginal. El gran pero hoy es el precio, ya que en promedio, cuestan el doble que uno tradicional, aunque se calcula que para el 2025/2026 debieran equiparar su valor, debido al avance tecnológico asociado básicamente a la batería, que es lo que otorga, en definitiva, el rango de autonomía. Hoy las mejores permiten recorrer 350 kilómetros”.

Consultado sobre cómo están adaptando las mallas curriculares, Del Pino comentó que Inacap tiene un auto eléctrico en seis de sus sedes, y que para el próximo año se pretende incluir asignaturas relacionadas con la mantención de este tipo de autos, que tiene semejanzas con el de combustión interna, como son los frenos, los neumáticos, la suspensión, entre otros componentes, pero claras diferencias en la motorización.