La Comisión de Medio Ambiente de la Cámara de Diputados aprobó la idea de legislar del proyecto de ley que prohíbe la instalación y funcionamiento de centrales termoeléctricas a carbón en todo el país para las plantas que tengan menos de 30 años de antigüedad al 31 de diciembre de 2025 .

El proyecto considera en sus antecedentes que la crítica situación global relativa al aumento sostenido de la emisión y concentración de gases de efecto invernadero (GEI), establecida de manera fehaciente en los informes emitidos por el Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC) y ratificada internacionalmente a través de la aprobación del Acuerdo de París, exigen a los Estados lograr el desafío de reducir las emisiones de GEI y alcanzar economías carbono neutrales.

Discusión

El presidente de la comisión, Félix González, manifestó su satisfacción por el avance del texto legal, ya que, en la práctica, significa el cierre anticipado de las centrales a carbón.

“El Gobierno ha planteado un cierre al 2040, que es en el fondo condenar a la gente a estar 21 años mas respirando lo que producen las centrales, además de las aguas muertas que arrojan al mar y también los vertederos de cenizas que dañan la salud de las personas, por lo que esto nos permitiría, por ley, adelantar una medida de este tipo”, planteó.

[LEA TAMBIÉN: CNE advierte que descarbonización acelerada traería generación térmica “más ineficiente”]

Para el análisis de la normativa se esperaba la exposición de la ministra de Medio Ambiente, Carolina Schmidt, quien no pudo dar a conocer su puntos de vista sobre el texto legal, ya que se acercaba la hora de termino de la sesión; no obstante, se solicitó prorrogar la instancia, lo que no fue acordado y generó discrepancias en torno a la conducción del trabajo legislativo por parte del diputado Félix González, como lo planteó el diputado Sebastián Torreaba (RN).

“Aquí no hay que olvidarse que Chile es uno de los países más innovadores a la hora de sacar el carbón de la matriz energética. Nosotros tenemos un compromiso para que esto sea el 2040 y todos los esfuerzos que se hicieron para adelantarlo bienvenidos sean, pero la verdad es que este proyecto ha sido nuevamente manchado por un parlamentario que no ha querido escuchar, por lo que se ha tomado la decisión de censurarlo”, sentenció.

La moción, que fue respaldada por siete votos a favor y seis en contra, iniciará próximamente su debate en particular.