El gerente general de Enel Distribución, Ramón Castañeda, destacó los niveles de digitalización alcanzados en el servicio eléctrico para la Región Metropolitana, en el marco del Plan de Invierno Muncipalidades 2020, dado a conocer por la compañía, donde aseguró que este avance tecnológico les permite detectar con mayor rapidez las fallas que se dan en las redes eléctricas a causa de las condiciones climáticas durante la temporada.

El ejecutivo presentó el plan operacional de la empresa a través de una conferencia on line, donde estuvieron conectados algunos alcaldes de la capital, representantes de las comunas de Lo Prado, Independencia, Peñalolén y Ñuñoa, entre otros.

Inversiones

Castañeda dijo que el 60% de las redes de Media Tensión de la distribuidora cuenta con un sistema remoto para recuperar el servicio en caso de fallas, mientras que existen 330.000 medidores inteligentes que les permiten registrar en línea los consumos de los clientes.

También resaltó el plan operacional para la mantención del servicio en el actual contexto de pandemia, con el propósito de resguardar la salud de los trabajadores de la empresa, además de haber tomado otras medidas para los operadores especializados del Centro de Control y Despacho de las redes eléctricas.

Medidas

Los principales impactos que se prevén en la temporada de invierno por causas climáticas son fallas en alimentadores, que atienden un promedio de 5.000 clientes, además de eventuales fallas en cables subterráneos, y en los transformadores de distribución, que deben ser reemplazados en caso de presentar problemas.

Castañeda resaltó que Enel Distribución cuenta con sistemas digitales de telemando que han reducido los tiempos de reposición del servicio en 50%, pues las fallas se identifican de forma más rápida. “Hemos instalado un 23% más de equipos durante este año y el año pasado lo hicimos en 24%, y para el próximo año esperamos aumentar otro 20%, para llegar a un 70% en tres años en la operación remota del sistema de Media Tensión.

“Se cuenta con más de 400 equipos de telecontrol adicionales para este invierno en comparación a mayo 2019, -lo que implica un aumento de 20% en comparación al año anterior- con cual la red eléctrica de la compañía alcanza supera los 2.200 equipos operativos a fines de marzo 2020, permitiéndole no solo reducir los tiempos de recuperación, sino que también reducir considerablemente y en cuestión de minutos, entre 30% y 90% la cantidad de clientes afectados por fallas en la red principal de media tensión”, precisó.

Además, resaltó que el año pasado el tiempo promedio de recuperación del servicio bajó 49% en 2019, pasando de 19,7 a 10 minutos respecto a 2018, mientras que este año actualmente se alcanza un promedio de 6,8 minutos.

Podas

También se contempla la ejecución de despeje de vegetación cercana a redes eléctricas, “con lo cual a partir del cierre de Invierno 2019 a la fecha avanzó en su Plan de Poda en 70 alimentadores de media tensión, que se encuentran en zonas con mayor concentración, así evitamos este tipo de incidencias provocadas por caída de árboles o grandes ganchos de rama sobre el tendido, para el período de invierno 2020. En coordinación con los distintos municipios, la compañía despejó cerca de 1.500 kilómetros de redes de alta, media y baja tensión, lo que equivale a 64.361 puntos de poda”.

Otras medidas son la información en línea a clientes, a través de las distintas plataformas de información, donde “los Tiempos Estimados de Normalización (TEN) y ha disponibilizado acceso a mapas donde presenta de forma georreferenciada las áreas afectadas por desconexiones intempestivas y programadas, para mantener constantemente informado acerca de las zonas de afectación y atención de emergencias”.

También se incluye un Plan de inspección aérea y pedestre, que tuvo por objetivo detectar anticipadamente puntos sensibles en el sistema eléctrico, que permitan prevenir potenciales interrupciones del servicio.

“Este servicio consta en utilizar tecnología de última generación que consiste en cámaras de fotografías de gran resolución, termografía y sistema Lidar 3D, que es capaz de realizar levantamiento digital de todo el recorrido, con el fin de preparar las redes para este invierno, se inspeccionaron un total de 1.700 kilómetros de red de alta y media tensión en mayor parte de las comunas de la zona de Concesión. Con la utilización del helicóptero se puede realizar en 6 semanas el trabajo que en forma pedestre podría demorar más de 6 meses”, informó la distribuidora.