Las metas nacionales que tienen los países de Latinoamérica en el sector energético serán una de las bases para la recuperación económica de la región un vez que termine la actual pandemia del covid-19, especialmente para la inversión y creación de empleos, siendo uno de los principales puntos que se vieron en el webinar que realizó el Banco Interamericano de Desarrollo (BID).

Juan Cruz, jefe del Departamento de Desarrollo Sostenible de la Organización de Estados Americanos (OEA) señaló que las transiciones energéticas “no solo serán estrategias para el cumplimiento de metas nacionales de energía, sino que además deberán funcionar como una palanca para la recuperación económica”.

Según el ejecutivo, una vez que se levanten las cuarentenas en la región, los actores de la industria energética deberán poner en marcha estrategias que reactiven al sector y que contribuyan a la reactivación económica.

[LEA TAMBIÉN: Santiago 2041: especialistas destacan manejo tecnológico del sector energético ante pandemia]

Capital humano

En la conferencia también participó Javiera Aldunate, jefa del Departamento Internacional del Ministerio de Energía, quien abordó los planes de recuperación económica, destacando el proceso de transición energética que busca alcanzar la meta de carbono neutralidad en el país, a través de la descarbonización y el desarrollo de energías renovables, la electromovilidad y el hidrógeno verde.

La personera también se refirió al rol que cumplirá el capital humano en el sector, mediante capacitaciones y certificaciones en energía, donde se busca aumentar las competencias de operarios, técnicos y profesionales “para contribuir a la productividad y seguridad laboral del sector energía, con mano de obra especializada y certificada capaz de adaptarse a cambios normativos y tecnológicos”.

A su juicio, iniciativas de este tipo tendrán un impacto directo en el desarrollo y operación de los proyectos energéticos.

En el webinar además se realizaron recomendaciones por parte del Grupo de Trabajo de Energía del America Business Dialogue, entre las cuales se mencionó “asegurar la liquidez para garantizar la continuidad del negocio y la cadena de suministro del sector energético”, junto con la generación de empleo mediante proyectos de infraestructura, especialmente en eficiencia energética y nuevas tecnologías.