Enel Chile anotó utilidades de $70.993 millones durante el primer trimestre de este año, lo que significó una disminución de 22,7% respecto a lo registrado en igual periodo de 2019, según informó la empresa a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF).

Según los resultados esta disminución se ve profundizada, si se considera que en el primer trimestre del año pasado la compañía contabilizó una ganancia extraordinaria de $121.118 millones por la finalización de tres contratos de suministro eléctrico establecidos en 2016 entre Enel Generación Chile y Anglo American Sur.

Los ingresos operacionales también bajaron en el periodo, en 16,9%, respecto a los tres primeros meses del año anterior, llegando a $649.934 millones por menores ventas de gas y al resultado de la ganancia extraordinaria del ejercicio anterior.

[LEA TAMBIÉN: Enel Américas registró Ebitda de US$848 millones en primer trimestre del año]

Pallotti

Paolo Pallotti, gerente general de Enel Chile, abordó la actual crisis sanitaria, precisando que la parte final del primer trimestre de este año implicó una “preparación y reacción pronta de la compañía ha permitido garantizar la continuidad de servicio -todas nuestras plantas y redes eléctricas han estado 100% disponibles – resguardando en primer lugar la salud de nuestros trabajadores, clientes y contratistas”.

“Esto ha sido posible gracias a un plan de contingencia adoptado rápidamente y a todas nuestras inversiones en digitalización a lo largo de los últimos años. Al mismo tiempo, la solidez de la compañía nos permite mantener los dividendos para los inversionistas en momentos en que la liquidez es clave”, agregó el ejecutivo.

Pallotti afirmó que la empresa sigue con el desarrollo del plan industrial, “con inversiones que en el primer trimestre alcanzaron US$117 millones, 65% más que en 2019, con foco en el desarrollo de nuestros proyectos renovables, la digitalización de la red y los servicios innovadores a los clientes”.

“En relación a los proyectos renovables, creemos que la situación actual puede ser una oportunidad para continuar con nuestro plan de descarbonización, pero es importante que las autoridades competentes den prioridad a los procesos de autorización para garantizar que nuestros 2 GW de proyectos renovables puedan seguir en marcha”, puntualizó.