Un Ebitda -resultado antes de intereses, impuestos, depreciación y amortizaciones- de US$172,3 millones anotó Colbún en el primer trimestre del año, cifra 4% mayor respecto al mismo periodo de 2019, debido a una disminución en los costos de generación a gas y el impacto favorable de la devaluación del peso chileno sobre los gastos denominados en moneda local.

En cuanto a la utilidad final del período, la compañía cerró el primer trimestre del año con una ganancia neta de US$43,7 millones, un 38% menor a la utilidad de igual período de 2019, lo que se explica por los gastos asociados al refinanciamiento de Bonos Internacionales que la empresa efectuó a principios del mes de marzo.

Según Colbún, “la tasa lograda en dicha colocación fue en su oportunidad la más baja en la historia obtenida por una empresa del sector privado en Chile en los mercados internacionales, a un plazo de 10 años o más, y también la más baja obtenida alguna vez por una compañía del rubro energético en América Latina”.

[LEA TAMBIÉN: Colbún reduce plazo de pago de facturas a proveedores para mitigar impactos por crisis sanitaria]

Pandemia

En el contexto de la contingencia generada por el Coronavirus, la empresa informó que realizó una serie de medidas con el objetivo de resguardar la salud de trabajadores, contratistas, proveedores y las comunidades aledañas, además de preservar la continuidad y seguridad del suministro eléctrico.

“Entre estas medidas se cuentan el teletrabajo, resguardos especiales para quienes realizan funciones críticas en las centrales, postergación de mantenimientos no críticos; aseguramiento de insumos claves para el suministro eléctrico, y medidas de apoyo a la comunidad y proveedores, entre otras”, indicó la generadora.