El ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, informó que 69.000 familias a lo largo del país han solicitado acogerse al plan que aplaza el pago de las cuentas de luz, en el actual contexto de pandemia de covid-19, donde el 60% de los inscritos pertenecen a los grupos socioeconómicos más vulnerables, un 21% son adultos mayores y un 5% son familias donde los jefes o jefas del hogar están cesantes.

La autoridad recordó que la solicitud para acogerse a este plan considera al 40% de la población más vulnerable, que figura en el Registro Social de Hogares, quienes pueden pedirle a la empresa eléctrica el aplazamiento en el pago de las cuentas, que puede ser prorrateada en 12 cuotas, sin intereses, una vez que se levante el actual Estado de catástrofe que se vive por la crisis sanitaria.

También pueden acceder a esta medidas los adultos mayores de 60 años y las personas que estén cesantes o que tengan problemas para pagar por el servicio a raíz de la actual emergencia.

[LEA TAMBIÉN: Universidad de Talca: cuentas de luz y gas pueden subir 17% en hogares con cuarentena]

“Adicionalmente, en el sector energía, quienes tengan deudas acumuladas menores a 10 UF, desde antes de la emergencia, podrán solicitar que se les reponga el servicio”, indicó el ministro.

Jobet indicó que la tasa de aprobación para acogerse a esta iniciativa es del 97,3%, agregando que la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) instruyó a las empresas del sector “para que respondan en un máximo de cinco días las solicitudes de los interesados, para así no dilatar la respuesta, entendiendo que en estos momentos las familias chilenas necesitan certezas, sobre todo respecto de fechas y plazos en que podrían hacer uso del beneficio, si es que su petición es aceptada por la compañía eléctrica”.

“En caso de ser rechazada la solicitud, las empresas deberán informar a los clientes, de sus derechos a reclamar ante la SEC, a través de www.sec.cl para que se pueda analizar y resolver su situación”, agregó la autoridad.