(El Mercurio) La incertidumbre que envuelve a la economía mundial y local ya se deja sentir en el sector privado del país. Antes de la crisis sanitaria por el Covid19, había varias empresas que señalaban que dejarían en pauses sus proyectos, debido a lo ocurrido en el país después del 18 de octubre del año pasado. Desde entonces ya se anticipaba una fuerte desaceleración en la actividad económica.

Esto ya se notó en el primer trimestre de este año, según cifras del reporte trimestral que elabora la Cámara Chilena de la Construcción (CChC) sobre proyectos que ingresan al Sistema de Evaluación de Impacto Ambiental (SEIA).

Entre enero y marzo de este año, 20 proyectos de inversión que ingresaron al SEIA fueron desistidos o abandonados por parte de sus titulares.

[Siga leyendo esta noticia en El Mercurio]