Un rol fundamental están cumpliendo los grupos electrógenos en la actual crisis sanitaria desencadenada por la pandemia del covid-19, debido al respaldo que entregan estos equipos en el suministro eléctrico de la infraestructura sanitaria, como hospitales, consultorios y centros de atención, especialmente en regiones.

La empresa CGE es uno de los actores del sector eléctrico que inició la implementación de estos equipos para potenciar el respaldo de energía en hospitales, para lo cual dispuso de 47 de estos generadores

El gerente general de CGE, Iván Quezada, destacó que estas medidas específicas se dirigen “a apoyar a la comunidad en nuestras zonas de concesión, que van desde las regiones de Arica y Parinacota hasta La Araucanía”.

“Los generadores permanecerán instalados y a disposición de los servicios de salud y constituyen un respaldo adicional a los equipos que tienen, de modo de asegurar el funcionamiento de las áreas relevantes para la atención de los pacientes”, indicó el ejecutivo.

Instalaciones

Los equipos fueron entregados en los siguientes establecimientos hospitalarios:

En la zona norte del país se dispusieron 12 generadores en los hospitales de Mejillones, Taltal, Calama, Huaco, Chañaral, Diego de Almagro, Vallenar, La Serena, Vicuña, Illapel, Los Vilos y Andacollo.

En la zona central, se destinaron 26 equipos en los hospitales de Petorca, La Ligua, Cabildo, San Bernardo, Puente Alto (Sótero del Río y Fundación Josefina Martínez de Ferrari), Buin, San José de Maipo, Peñaflor, Talagante, Melipilla (San José y Sociedad Maitenes Ltda), Curacaví, Rengo, San Fernando, Marchigüe, Nancagua, Lolol, Litueche, Pichilemu, Rancagua, Pichidegua, Codegua, Peumo, Coinco y San Vicente.

En tanto, en la zona sur, se instalaron nueve generadores en los hospitales de Curepto, Licantén, San Carlos, Parral, Chanco, Cauquenes, Temuco (Hospital Regional y Clínica Mayor) y Pucón.

Proveedores

Juan Enrique Toso, vicepresidente Operaciones Chile-Bolivia de Finning Sudamérica, señala a ELECTRICIDAD que los grupos electrógenos “adquieren un rol muy importante en situaciones de emergencia, tanto para equipos fijos (instalados en edificios o empresas) como en equipos móviles de arriendo para necesidades puntuales”.

“Esta necesidad se hace más notoria en Hospitales o Datacenters, que en esta crisis sanitaria son dos de las industrias más demandadas. Ambas comparten la necesidad de contar con energía eléctrica confiable por la criticidad de los servicios que brindan”, explica.

El ejecutivo destaca las nuevas soluciones tecnológicas que están incorporando estos grupos, como el monitoreo remoto: “Podemos verificar el estado completo del generador y, en caso de existir algún inconveniente, recibir una notificación por correo o mensaje de texto que nos alerte de la situación. A modo de ejemplo, sabemos que el 80% de las veces en las que un generador de emergencia no enciende se debe a algún problema con la batería. Con nuestra tecnología de monitoreo ya no existirán problemas de este tipo, ya que se visualizan los parámetros de la batería y nos notifica en caso de ser necesaria una acción correctiva”.

Toso añade que otro aspecto relevante para avanzar en materia de innovación en este ámbito es que los grupos electrógenos se complementen con energías renovables.

“Una solución híbrida es la conjunción de una fuente de energía convencional, como el diésel, y una fuente de energía renovable, como la solar fotovoltaica. Mediante el uso de un controlador, se puede administrar la energía que se obtiene de la radiación solar maximizando el ahorro de combustible fósil, pero al mismo tiempo garantizando la calidad y la disponibilidad de la energía. Si a esto le adicionamos una fuente de almacenamiento de energía (como ser bancos de baterías) podemos obtener importantes ahorros de energía reduciendo a su vez las emisiones de gases contaminantes”, afirma.