El presidente del Consejo Directivo del Coordinador Eléctrico Nacional, Juan Carlos Olmedo, señaló que la reducción promedio de 5% en la demanda eléctrica, que se registra en el sistema a partir de la pandemia del Covid-19, lo que equivale a una disminución de 10 GWh diarios, especialmente en lo consumos que, previamente a esta crisis, estaban en el rango entre 190 y 220 MW diarios.

Así lo señaló el ejecutivo durante el webinar “La operación coordinada del sistema eléctrico ante una pandemia”, realizado por la Asociación Chilena de Energías Renovables y Almacenamiento (Acera A.G.), donde también participó Enrico Carlini, director de Despacho y Operación en Terna, quien se refirió a la experiencia italiana en esta materia.

La conferencia fue conducida por Carlos Finat, director ejecutivo de Acera, quien destacó la relevancia que tiene la operación del sistema eléctrico ante este tipo de crisis.

Según Juan Carlos Olmedo, “en la primera semana de abril se mantuvo esto, promediando un consumo levemente más alto, explicado por el efecto de la entrada del horario de punta, que posteriormente, al ser postergado hasta el 1 de junio, vuelve a los niveles que se estaban dando en marzo (reducción promedio de 5%)”.

Añadió que esta disminución también equivale a un promedio de 450 MW, que representa aproximadamente el 15% de la demanda de la Región Metropolitana.

[LEA TAMBIÉN: Coordinador Eléctrico: «Hemos visto una disminución de la demanda máxima del sistema»]

Olmedo dijo que el organismo además comenzó a realizar un seguimiento diario de los stocks de combustible, GNL, carbón y petróleo, “lo que es muy relevante porque cerca del 64% de la demanda estaba siendo abastecida con generación termoeléctrica, proveniente de carbón y gas. Hemos seguido los stocks y los suministros que vienen de afuera, y hoy podemos mostrar que las centrales (de generación) están con un stock de combustible entre 30 y 80 días, en términos muy gruesos”.

Finalmente, el presidente del Consejo Directivo del organismo sostuvo que hasta el momento, en la operación del sistema, no se han verificado problemas en la calidad y seguridad del suministro eléctrico, desde el punto de vista de la frecuencia ni de los Servicios Complementarios.