(El Mercurio) Un total de 72 mil toneladas de carbón que estaban en stock. Ese fue el último embarque con el cual Mina Invierno -ligada a las familias Angelini y Von Appen- detuvo sus operaciones el pasado 3 de abril. La motonave Elena zarpó ese día a las 19 horas desde Isla Riesco para transportar la carga.

El proceso de paralización programada se inició en el segundo semestre del año pasado, luego que el Tercer Tribunal Ambiental de Valdivia le impusiera a la firma restricciones para usar tronaduras.

[LEA TAMBIÉN: Corte Suprema establece que reclamación contra Mina Invierno se presentó fuera de plazo legal]

Tras ello, en 2019 la extracción de carbón se redujo en un 48,1% y el número de embarques en un 52%, respecto de lo proyectado.

El gerente general de la compañía, Guillermo Hernández, dijo que “si bien este último embarque marca el inicio de la paralización productiva de Mina Invierno, también simboliza la pérdida de casi 1.000 empleos de calidad directos en la operación, frustrando la estabilidad laboral, sueños y esperanzas de un mejor futuro de miles de personas.