“La minería es el laboratorio perfecto para poder testear y pilotear las tecnologías ligadas a la producción del hidrógeno verde en Chile, debemos aprovecharla para convertir esta industria en una realidad y transformarnos en líderes mundiales al 2030”.

Así lo afirmó Sebastián Pilasi, gerente general del Club de Innovación, durante la segunda jornada, efectuada en teleconferencia, de la Misión Cavendish, cuyo objetivo es busca fomentar -tanto en el ecosistema público, privado y la academia- el desarrollo de proyectos vinculados a hidrógeno verde en Chile.

La inic es coorganizado por el Club de Innovación y la Asociación Chilena de Hidrógeno, cuenta con el apoyo del Comité Solar y de Innovación Energética de Coro, la agencia alemana GIZ, el Ministerio de Energía de Chile, como también así con el auspicio Tractebel, TCI, Cummins y Engie, quienes han creído y apoyado en esta iniciativa.

La sesión contó con una amplia convocatoria, alcanzando un peak de participación de 380 asistentes, provenientes de distintas regiones de Chile, como también así de Colombia, Estados Unidos, España, Alemania y Francia, entre otros países tanto de la región como de Europa.

Experiencias

En esta ocasión se analizaron los proyectos que se impulsan en Europa y en Latinoamérica para incorporar el hidrógeno, donde también se mostraron los avances en Chile. Kimberly Sánchez, customer solutions developer de Engie Chile, se refirió a las diversas aplicaciones y beneficios de la implementación del hidrógeno en la movilidad, junto a Juan Pablo Zúñiga, director ejecutivo de H2 Chile, realizó un análisis tecno-económico de los proyectos vinculados al hidrógeno, ahondando específicamente respecto a cómo evaluamos técnica y económicamente un proyecto de hidrógeno verde, y cómo dimensionamos la cadena de valor, logrando el menor corto para nuestro proyecto.

Desde España, Patrick Maio, resaltó la importancia de que exista un mercado local para impulsar el desarrollo de hidrógeno verde. “Para Chile, sin duda ese mercado es la minería”, expresó.

La jornada fue abierta por el vicepresidente ejecutivo de Corfo, Pablo Terrazas, quien destacó el desarrollo tecnológico de hidrógeno verde en Chile para reducir el consumo de diésel en la industria de la minería, “donde esta última representa el 16% del consumo energético nacional y el 19% de las emisiones de GEI del país”.

Terrazas mencionó que el ecosistema chileno ya se encuentra trabajando en dos proyectos, el primero vinculado a combustión dual hidrógeno-diésel para camiones de extracción mineros, y el segundo, correspondiente a celdas de combustibles para flotas mineras, con énfasis en la minería subterránea.

“El hidrógeno verde será un nuevo sector económico global de un tamaño proyectado como la mitad de la economía del petróleo, siendo el hidrógeno verde la base para el desarrollo de combustibles renovables y de productos químicos renovables. Por ello, no queremos quedarnos abajo, queremos aprovechar que somos un país muy rico en recursos solares y eólicos”, dijo la autoridad.

[LEA TAMBIÉN: Siemens instalará un hub de hidrógeno en Chile]

Por su lado, Sebastián Pilasi, gerente general del Club de Innovación, resaltó que “Chile tiene un gran potencial solar y eólico, el mayor del mundo, sin embargo poseer la materia prima no es suficiente, requerimos de una estrategia país, vincular al sector público, privado y a la academia para disminuir las asimetrías de información, generar tanto las regulaciones necesarias como también la inversión, para hacer realidad la producción masiva de hidrógeno verde y transformarnos en una potencia en esta materia, rol que estamos desarrollando desde Misión Cavendish”.

Asimismo, Hans Kulenkampff, Presidente de la Asociación Chilena de Hidrógeno, resaltó la importancia de promover alianzas y el desarrollo de proyectos en torno al hidrógeno verde, el cual “no está sólo en Japón o Corea del Sur, también se encuentra presente en Latinoamérica”.

Expositores

La jornada contó con la participación de distintos representantes nacionales e internacionales, destacando entre ellos Fernando Palacín de Hidrógeno Aragón y Patrick Maio de HInicio, quienes compartieron algunos de sus conocimientos y aprendizajes liderando proyectos en el rubro.

Durante su presentación realizada desde España, Fernando Palacín, Director Gerente de la Fundación para el Desarrollo de las Nuevas Tecnologías del Hidrógeno en Aragón, la cual tiene por objetivo promocionar la utilización del hidrógeno como vector energético, se refirió al proceso de transferencia tecnológica, mediante proyectos de hidrógeno en Europa y su replicación en Chile.

El ejecutivo sostuvo que desde Hidrógeno Aragón han realizado diversos esfuerzos, entre ellos, la creación del Plan Director del Hidrógeno en Aragón, el cual vienen impulsando desde el año 2007, donde han trabajado en cómo adaptar y crear normativas específicas para implementar el hidrógeno en la industria de combustibles, como también así en la formación, educación, sensibilización y difusión sobre el tema con miras a la comunidad.

Palacín, además agregó que “para nosotros es clave la colaboración, ir lo más juntos posible, colaborando entre los distintos actores que integramos el sector, pues así nos abriremos el frente más rápidamente”, lo cual se alinea al reciente convenio que desde Hidrógeno Aragón firmaron junto a H2 Chile para promover la información y tecnología sobre el desarrollo del hidrógeno verde en Chile.

Desde Buenos Aires, Patrick Maio, presidente de HInicio, y quien posee más de 20 años de experiencia en el campo de energía y movilidad sostenible, liderando más de 150 proyectos en 19 países, abordó un overview regional del H2 en Latinoamérica, destacando iniciativas lideradas desde Uruguay, Argentina y Costa Rica, entre otros países, asegurando que como región tenemos “excelentes condiciones de producción, que nos permiten alcanzar precios competitivos en mercados internacionales”, para lo cual además fue claro al recomendar que para ello “se requiere liderazgo político e industrial para elaborar estrategias nacionales que integren el hidrógeno en los nuevos sistemas energéticos, de transporte e industrial”.

“También se requieren políticas fiscales y financieras de apoyo, mecanismos financieros especiales, subvenciones y habilitadores para facilitar el fomento de su adopción; junto con requerir continuar la difusión de conocimiento y crear capacidades institucionales para que estas tecnologías se perciban como seguras, eficientes y económicamente viables”, aseguró Maio, entre otros factores, quien además destacó la labor que ha realizado Misión Cavendish durante los últimos meses.

El cierre estuvo a cargo del ex ministro de Obras Públicas y actualmente presidente del Club de Innovación, Eduardo Bitran, quien aseguró que, en el objetivo de avanzar hacia una meta de carbono neutralidad a 2050, “el hidrógeno tendrá un rol fundamental, pero nuestra ambición va más allá; Chile tiene las ventajas para transformarse en el gran exportador de Hidrógeno Verde, tanto desde el Desierto de Atacama y la Patagonia, hacia Europa y Asia, lo cual requerirá una transformación pública y privada, quizá una mayor involucración del sector productivo, y donde la clave estará en el desarrollo de ecosistemas con múltiples usos, y generar un modelo de negocio viable”.