Cuatro empresas generadoras (Enel, AES Gener, Engie Chile y Colbún) concentra el 65% de la capacidad instalada en el sistema eléctrico, registrando una leve disminución de 1% en su participación dentro del segmento, en relación directa a un aumento en el número de otros participantes, según indica el reciente informe publicado por la Unidad de Monitoreo de la Competencia (UMC) del Coordinador Eléctrico Nacional.

“Enel sigue siendo la empresa con mayor participación, con un 28,2%, más del doble de la participación de la seguidora inmediata, AES Gener, con un 13,7%, Colbún con 13,6%, y Engie con un 9,1%. EDF Chile Holding y Tamakaya Energía poseen una participación de 3,4% y 2,2% respectivamente, en tanto que el restante 29,8% de la capacidad instalada está compuesto por firmas con participaciones individuales iguales o inferiores al 1%”, sostiene el documento.

También se señala que todas las empresas del segmento, a excepción de Engie, disminuyeron su capacidad, lo que puede ser explicado por la entrada de nuevas empresas asociadas a Energías Renovables Variables, específicamente solares fotovoltaicas y eólicas.

Análisis

En el capítulo “Ejercicio de poder de mercado y análisis de competencia”, el informe señala que la principal variable de monitoreo en la generación eléctrica son las fallas de las unidades generadoras, “ya que a través de estas puede materializarse la retención de capacidad”, lo que se suma al seguimiento de los precios de los combustibles, “pues estos pueden ser utilizados con el mismo propósito. En ambas situaciones el resultado se manifestaría en el costo marginal del sistema”.

Según la Unidad de Monitoreo de la Competencia, este tipo de análisis específicos “ayudan a dilucidar la posible incidencia entre las fallas de centrales o modificaciones de los precios de combustible y los costos marginales del sistema”.

[LEA TAMBIÉN: Coordinador sugiere que distribuidoras dejen de vender energía y solo operen redes]

Especial atención se pone en el monitoreo de precios de combustibles del GNL, especialmente con la declaraciones de inflexibilidad. “Si bien esta condición especial de suministro de GNL ocasiona una operación temporal más barata del sistema, se debe tener en consideración que se trata de episodios anómalos que podrían distorsionar las señales de precios de largo plazo del sistema, afectando potencialmente la entrada de futuros actores”, se indica.

“Una eventual medida para hacer frente a lo anterior sería establecer una cantidad máxima de GNL a ser aceptado para su utilización en el mercado eléctrico, basado en simulaciones de los peores escenarios de indisponibilidad de recursos de generación. Con ello, se limitaría el gas inflexible en el mercado, y se entregarían los incentivos adecuados a las empresas eléctricas para llevar a cabo sus mejores esfuerzos con tal de encontrar usos alternativos o realizar modificaciones al ADP o sus contratos”, agrega el informe.

Acciones

Al final del documento, la UMC destaca las acciones que ha llevado a cabo para el seguimiento de la competencia en el mercado eléctrico:

No publicar las ofertas económicas en los procesos de licitación de transmisión: “Con el fin de resguardar la competencia en los procesos de licitación, se ha decido no publicarlas ofertas económicas de los participantes. Lo anterior para efectos de dificultar la potencial coordinación entre empresas que participan en estos procesos. Se espera que esta medida comience a ser efectiva a partir del segundo semestre del año 2020.

Mejora de los procesos de licitación de transmisión para incrementar la competencia: “En la actualidad existe una plétora de proyectos a licitar en cada decreto de expansión de la transmisión, y, adicionalmente, bajo el esquema actual de licitación, cada proponente debe realizar una oferta técnica exhaustiva. Por tanto, se está trabajando en simplificar los procesos de licitación, con miras disminuir los costos de transacción y barreras a la entrada, y así incentivar la participación de nuevos agentes en el sector”.

Revisión de la operación del Sistema: “La UMC continuará monitoreando el comportamiento de los agentes de la operación en tiempo real, en particular en variables claves como son la verificación de combustibles, verificación a parámetros técnicos y análisis de fallas del sistema, entre otros”.

Acceso abierto y proyectos fehacientes: “La UMC seguirá analizando y monitoreando las solicitudes de acceso abierto y los proyectos fehacientes, para efectos de detectar indicios de potenciales conductas anticompetitivas que podrían surgir de parte de los agentes del mercado”.