Un ciclo de pruebas piloto realizadas en diciembre de 2019 y completadas en febrero de este año con el Coordinador Eléctrico Nacional, arrojó resultados positivos respecto de la posibilidad de que, por primera vez, se incorpore una central eólica como parte del conjunto de unidades que participan del Control de Secundario de Frecuencia a través del Control Automático de Generación (AGC por su sigla en inglés).

Se trata del Parque Eólico Cabo Leones I, un proyecto de la francesa EDF Renewables y de la española Grupo Ibereólica Renovables, ubicado en la comuna de Freirina, provincia de Huasco, en la Región de Atacama, cuya potencia instalada es de 115,5 MW y tiene una capacidad de generación de energía eléctrica renovable de aproximadamente 367 GWh anuales.

Los Servicios Complementarios son los mecanismos introducidos en la Ley Corta de 2004 para que actores del mercado eléctrico entreguen servicios que aporten a la calidad y seguridad del servicio, específicamente en términos de un adecuado control de frecuencia, control de tensión y plan de recuperación de servicio, tanto en condiciones normales de operación como ante contingencias.

Específicamente, el Servicio Complementario evaluado exitosamente por el Coordinador Eléctrico para el proyecto Parque Eólico Cabo Leones I, es el Control Secundario de Frecuencia que se realiza mediante el AGC, módulo de la plataforma del sistema SCADA que reestablece la frecuencia nominal del Sistema Eléctrico Nacional a continuación de una falla en el sistema, ej. la desconexión de una línea o de una planta de generación.

[LEA TAMBIÉN: Servicios Complementarios: llaman a empresas a presentar proyectos para 2021]

“La favorable prueba realizada por el Parque Eólico Cabo Leones I con el Coordinador se da en el contexto de la nueva regulación que rige los Servicios Complementarios en Chile desde este año”, informaron los desarrolladores del proyecto eólico.

Entre otros objetivos, el nuevo marco legal sobre este tipo de servicios busca ampliar la matriz energética de unidades generadoras que pueden participar de estas prestaciones, fomentando la incorporación de energías renovables no convencionales a estos mecanismos.

De acuerdo con lo informado por EDF Renewables y el Grupo Ibereólica Renovables, “desde el Coordinador indicaron que las pruebas permitieron verificar que el parque eólico siguió correctamente las consignas de potencia enviadas por nuestro AGC, con rampas sintonizadas de +/-20 MW/min, adaptando automáticamente su límite de regulación superior de acuerdo con la variabilidad del recurso eólico disponible en cada momento”.

“Seguiremos apoyando y participando de los pilotos que la institucionalidad chilena promueva para demostrar el potencial de las energías renovables y contribuir a una exitosa transición energética de Chile”, indicaron las empresas.