(La Tercera-Pulso) Crítica es la situación de los distribuidores de combustibles en el país, pues la de-manda por sus productos, que había disminuido considerablemente desde el estallido social, se redujo toda-vía más con la crisis sanitaria que se vive actualmente en el país.

Las más afectadas son las estaciones de servicios que se encuentran en comunas donde está rigiendo la cuarenta obligatoria, explicó el presidente de la Asociación de Distribuidores de Combustibles (Adico), Fernando Rodríguez, quien señaló que las ventas en esas zonas ha disminuido 90%, mientras que en el resto del país, la baja ha sido de 50% en las úl-timas semanas.

“Estamos bastante aproblemados, porque se nos ha declarado como una actividad relevante y estratégica, entonces tenemos que abrir nuestros puntos de venta por ley y no vendemos nada, sal-vo que estamos esperando que llegue una ambulancia, bomberos o Carabineros y uno que otro particular. Por lo tanto, las ventas bajan muchísimo”, sinceró Rodríguez.

En esa misma línea, sostuvo que para las distribuidoras de combustibles sería de gran alivio poder ser parte de la ley recién promulgada sobre la protección al empleo, en la que se puede suspender tem-poralmente el pago de remu-neraciones por parte de la empresa, pero manteniendo el vínculo contractual y todos los derechos laborales. Sin embargo, las estaciones de servicio, al ser declaradas como actividad esencial, no pueden recurrir a eso.

Al respecto, el presidente de Adico señaló que se han intentado contactar con el gobierno, pero que no ha habido una respuesta clara. “Quedamos con una sobredotación de personal que no necesitamos durante este periodo crítico y no se nos permite optar por esta solución para nuestra gente obligándonos a suspender el contrato de común acuerdo.

Agregó que “es bastante angustiante esto, porque hay distribuidores que indudablemente van a quebrar. Por lo menos deberíamos tener el apoyo de la nueva ley del empleo”, complementó.

Desde el Ministerio de Energía afirman que esta situación es un tema que ya están estudiando. Además, agradecieron “el esfuerzo que están realizando las estaciones de servicio y sus empleados al mantener el su-ministro a la población y la cadena de abastecimiento”.

[LEA TAMBIÉN: Ministro de Energía y fuertes bajas de las bencinas: “Es probable que se mantengan en las semanas que vienen”]

Reconversión

Actualmente en el país hay 1.700 estaciones de servicios en las que trabajan unas 30 mil personas. De éstas, el 10% son de autoservicio. Uno de los mayores temores para el presidente de Adico, es que con la situación que está pasando, el porcentaje de estaciones de servicio que no tengan trabajadores aumente.

Uno de los mayores temores para el presidente de Adico, es que con la situación que está pasando, el porcentaje de estaciones de servicio que no tengan trabajadores aumente. “El único capital que tenemos hoy es el humano y no queremos desprendernos de ellos, pero si la situación sigue así habrá que hacerlo y se automatizará toda la actividad. Por ley no se pueden cerrar estaciones de servicios, sino que se reconviertan todas a automáticas. Ese es un temor grande”, señaló Rodríguez.

“El único capital que tenemos hoy es el humano y no queremos desprendernos de ellos, pero si la situación sigue así habrá que hacerlo y se automatizará toda la actividad. Por ley no se pueden cerrar estaciones de servicios, sino que se reconviertan todas a automáticas. Ese es un temor grande”, señaló Rodríguez.

Además, explicó que los márgenes de venta que tienen son bajos y que son entre $15-$20 pesos por litro. “Nosotros trabajamos con márgenes de subsistencia, entonces la situación nos tiene bastante aproblemados. Indudablemente pueden haber muchos despidos”, dijo. Las compañías mayoristas como Copec y Enex también están viviendo una compleja situación, pues sus gran-des consumidores industriales están comprando combustibles en menor medida. Lo mismo ocurre con el sector de la aviación, donde prácticamente hoy no hay aerolíneas operando.