(El Mercurio) Uno de los efectos inmediatos que se están viendo con el avance del Covid-19 y el cierre progresivo de varias industrias es una drástica caída del consumo eléctrico a nivel nacional, la que no alcanza a ser compensada con el alza de la demanda residencial.

Así se refleja en las cifras del Coordinador Eléctrico Nacional, tomando en cuenta cada uno de los anuncios que han ido restringiendo la movilidad de las personas.

A nivel mensual, y con un promedio diario, el indicador retrocedió 0,7% respecto de febrero, pero dicha comparación tiene la distorsión que el segundo mes del año tiene una menor actividad.

[LEA TAMBIÉN: Coordinador Eléctrico: “Hemos visto una disminución de la demanda máxima del sistema”]

En esta línea, y teniendo como referencia los consumos de la segunda semana de marzo, durante la tercera, que fue en la que se dio inicio a la suspensión de clases en todos los colegios, en promedio la demanda en el sistema cayó cerca de 3%.

En la cuarta semana del mes, ya con el toque de queda nocturno a nivel nacional y donde se alcanza a incluir parte del efecto de la cuarentena en siete comunas de la región metropolitana, en promedio la demanda cayó cerca de 5% (es decir, 2 puntos extras respecto de la baja en la semana tres).