La construcción de la primera autopista eléctrica de Europa para cargar por inducción los vehículo eléctricos al tiempo que circulan, comenzó a operar hace unos meses. Ahora la iniciativa ha superado la primera prueba práctica.

El proyecto conocido como “SmartRoad Gotland” está dirigido por ElectReon AB, una subsidiaria sueca de la compañía israelí ElectReon Wireless, y es financiado financiado por la Administración de Carreteras de Suecia.

[LEA TAMBIÉN: Suecia construirá tramo de carretera que permitirá recargar vehículos eléctricos]

En práctica

Se ha tomado un tramo de 1,6 km de la carretera que une el centro urbano de Estocolmo y el aeropuerto de Visby, tramo con una extensión total de 4,1 km. La autopista que ofrece carga por inducción tiene como principales elementos una unidad de gestión y varias bobinas y receptores, todos los cuales se han implementado bajo la carpeta asfáltica.

Para la prueba de funcionamiento se ha utilizado un camión cero emisiones de 40 toneladas de peso. Sobre él, los responsables del proyecto han instalado cinco receptores. Tras varias pruebas de circulación, los receptores transmitieron aproximadamente 20 kW cada uno, más de lo que esperaban los expertos.

[LEA TAMBIÉN: Siemens se adjudica la primera autopista eléctrica de Suecia]

La eficiencia de la carga resultó de un 90%, monto que confirma que el sistema está listo para funcionar en vías abiertas a la circulación.

Ahora se prepara la segunda prueba y será  con un autobús eléctrico. De esta forma quieren comprobar su eficacia a temperaturas altas (en esta el termómetro no pasó de 0 grados) y con otro tipo de vehículos.