Aún en carrera serían tres son los consorcios postulando por el Instituto Chileno de Tecnologías Limpias, iniciativa producto del acuerdo firmado entre Corfo y SQM Salar por los contratos de litio en el Salar de Atacama. Con un aporte inicial de US$193 millones en diez años, se estima que será la mayor inversión de I+D del país en esta materia. Funcionará en Antofagasta.

Entre los interesados:

  • ASDIT, que tiene dentro de sus asociados a Alta Ley, la Asociación de Industriales de Antofagasta (AIA), y 11 universidades;
  • Fundación Chile, acompañado por Escondida, INACAP, el CEA francés, MIT, y la Colorado State University, entre otros;
  • AUI (Associated Universities Inc.), consorcio norteamericano que se asociaría con al menos dos universidades chilenas, una del norte y otra de la Región Metropolitana, y otras empresas chilenas del sector energía y minería.

[LEA TAMBIÉN: Nueva alianza para competir en adjudicación del Instituto Chileno de Tecnologías Limpias]

Plazos

Si bien el plazo para postular al desarrollo del ITL era el 14 de febrero, Corfo en diciembre informó que, por requerimiento de los inversionistas interesados, decidió aplazar  para este 31 de marzo de 2020.