El hidrógeno comienza a tomar su lugar en el mundo de acuerdo con el informe Hydrogen Economy Outlook, desarrollado anualmente por Bloomberg. Según declara la agencia estadounidense, dadas las características físicas del hidrógeno- incluyendo densidad y capacidad de expansión- hacen que el traslado de este fluido sea más desafiante que los combustibles fósiles, por lo que el hidrógeno sería “más competitivo en las cadenas de suministro locales a gran escala”.

El estudio sugiere que gracias a los costos de producción del hidrógeno a través de energías renovables variables, se reducirá su precio de venta en las próximas décadas. “Un precio de entrega de hidrógeno verde por US$2/kg (US$ 15/MMBtu) en 2030 y US$1/kg ($ 7.4/MMBtu) en 2050 en China, India y Europa Occidental es alcanzable”, declaran.

Sin embargo, los costos variarán de acuerdo con la región. Según el reporte, los precios podrían ser entre un 20% y 25% más bajos en los países con las mejores fuentes de energías renovables e hidrógeno almacenado, como Estados Unidos, Brasil, Australia, Escandinavia y Medio Oriente. En contraste, el valor sería hasta un 50%-70% más alto en lugares como Japón y Corea que tienen recursos de energía renovable más débiles y una geología desfavorable para el almacenamiento.

[VEA TAMBIÉN: Boom mundial del hidrógeno verde y el potencial de Chile para desarrollarlo]

Demanda global

De acuerdo con el informe, de implementarse una política global de apoyo al hidrógeno pero poco sistemática, se estima que 187 millones de toneladas métricas (MMT)  podría estar en uso para 2050, suficiente para satisfacer el 7% de las necesidades finales de energía proyectadas. En cambio, de aplicase una política sólida e integral, podrían usarse 696MMT de hidrógeno, suficiente para cumplir con el 24% de la energía final.

Bloomberg estima que esto requeriría más de US$11 trillones de inversión en producción, almacenamiento, transporte e infraestructura. Las ventas anuales de hidrógeno serían de US$700 billones, menciona el  estudio.

Rol en camiones y barcos

De acuerdo con Bloomberg, el hidrógeno podría tener un rol crucial en la descarbonización de camiones con alto tonelaje.  Sus costos podrían ser inferiores que el diésel hacia 2031. Sin embargo, esto se limita a vehículos pesados, puesto que en el caso de automóviles livianos, la alternativa cero emisiones más conveniente se basa en baterías eléctricas.

En el caso de barcos, el amoniaco verde-vinculado con hidrógeno- podría ser una opción prometedora y competitiva frente a los combustibles fósiles hacia 2050.