La firma china BYD anunció la creación de la planta de producción de mascarillas faciales más grande del mundo. La medida de BYD se produce cuando la demanda de productos de higiene aumenta después del brote global de COVID-19.

De acuerdo con BYD -empresa que en Chile se proveedora de buses eléctricos para el transporte público-, la instalación está operando a plena capacidad, produciendo cinco millones de mascarillas y 300.000 botellas de desinfectante cada día en su centro industrial de Shenzhen, “con cientos de empleados trabajando tanto en turnos diurnos como nocturnos durante todo el día”, se indicó.

“Una línea de producción de máscaras faciales de alta calidad requiere alrededor de 1.300 piezas para diversos engranajes, cadenas y rodillos, el 90% de las cuales son piezas de fabricación propia de BYD”, dijo Sherry Li, directora general de la oficina del presidente de BYD.

La empresa comentó que “después de la pandemia, BYD planea continuar produciendo productos de higiene en respuesta a la demanda, aunque la producción no formará parte de la cartera de productos básicos de BYD. Mientras tanto, BYD ya está buscando aumentar la producción aún más en anticipación de la creciente demanda de productos de higiene en todo el mundo”.