La realidad aumentada es una de las opciones que cobra fuerza en la actualidad, cuando el movimiento de personas se ve limitado a causa de la pandemia del coronavirus, por lo que es necesario asegurar la continuidad operativa de algunos sectores críticos, entre los cuales está la generación, transmisión y distribución de la energía.

César Berardini, gerente de Innovación del Grupo Datco, señala a ELECTRICIDAD que esta tecnología es aquella que mejora la percepción de la realidad mediante la adición de información digitalizada sobre el entorno, por lo que permite a los expertos ir a terreno de forma virtual, sin arriesgar la salud propia y la de terceros, dado el actual contexto.

Cómo opera

¿En qué consiste la tecnología de la realidad aumentada?

A diferencia de la realidad virtual, en donde la persona que la experimenta pierde toda percepción de la realidad, la realidad aumentada me permite seguir en contacto con mi entorno y agrega al mismo información virtual superpuesta sobre el mundo físico. El objetivo de la realidad aumentada es enriquecer los entornos con información contextual. En un futuro muy, muy cercano, Google Maps se nos presentará en nuestro campo visual mientras vamos caminando, en el parabrisas de nuestro auto o como instrucciones de voz que saldrán de las patillas de nuestros lentes.

¿Cómo se puede usar esta tecnología en la industria eléctrica?

En general, en las industrias el uso de esta tecnología se resume a cuatro grandes usos: asistencia remota; flujos de trabajo digital guiados; navegación de documentos y visualización de datos IoT (Internet de las Cosas). La industria eléctrica, por lo tanto, también utiliza la realidad aumentada de esta manera y vemos que la asistencia remota y las guías paso a paso son las aplicaciones de mayor uso en el ámbito de energía eléctrica.

[LEA TAMBIÉN: Cómo los datos ayudan a la batalla contra el cambio climático]

¿De qué forma esta tecnología sirve para monitorear operaciones y mantenimiento de infraestructura eléctrica?

Esta tecnología es un complemento de aquellas que monitorean, siendo la realidad aumentada una capa de presentación e interfaz con otros sistemas. Siempre que se tiene un hardware y un software, se necesita de una interfaz que haga de traductor entre un ser humano y un sistema computacional y la realidad aumentada es la evolución de las interfaces previas, como el teclado con un monitor, el mouse con la interfaz de usuario gráfica y más recientemente las pantallas táctiles. El próximo salto evolutivo de esas interfaces es la realidad aumentada. La interfaz del futuro es la combinación de voz con imágenes estereoscópicas, y a esta combinación se la conoce precisamente, como interfaz natural, ya que el ser humano es un ser netamente audiovisual, siendo la vista el principal de nuestros sentidos y la voz la manera natural de comunicarnos.

La tecnología de realidad aumentada nos permite, por ejemplo, que nos acerquemos a un equipo y delante nuestro se nos presente un panel con métricas provenientes en tiempo real de ese equipo, como una temperatura, una vibración o un valor de corriente o tensión. Esta tecnología así reduce tiempos y deja las manos libres al trabajador, haciendo más fácil su trabajo.

¿De qué forma las distribuidoras usan esta tecnología en Chile?

En Chile, Grupo Datco ha implementado esta tecnología en la industria eléctrica para que las empresas puedan internamente brindar asistencia remota entre unidades o áreas y también para la ejecución de la metodología LoToTo (Lock Out + Tag Out + Try Out), que son los procedimientos que se siguen para bloquear un equipo o instalaciones y asegurarse que no queda ninguna energía remanente, incluida la eléctrica, previo a la intervención del mismo para una mantención, sea programada o eventual. También vemos un incremento en el uso de vestibles que permiten a través de una cámara infrarroja obtener visión termal y pasar a obtener información de un equipo que está ahí, pero era invisible para el ojo humano.

¿Cuáles son los principales desafíos para implementar esta tecnología en el sector energético?

En general, los principales desafíos tienen que ver con cumplir con las exigencias de seguridad y cumplimiento de los estándares que cada empresa y área posee. Para eso se necesita hardware especial, que debe haber sido diseñado y desarrollado para industrias y software que también esté diseñado para un entorno industrial, donde las comunicaciones no son de la misma calidad que en un entorno corporativo. Son justamente las condiciones de comunicaciones con las que se cuenta en cada locación el principal desafío y que, si bien son ajenas a la tecnología de realidad aumentada, la condicionan en su adopción. Hay otro factor exógeno que es el desconocimiento sobre esta nueva tecnología, que, precisamente por ser nueva, es desconocidas para muchos. Cuando mostramos realidad aumentada a nuevos clientes, se sorprenden de que ya existan tecnologías que sólo se veían en películas de ciencia ficción recientes. No hemos conocido una sola persona que no se sorprenda al probar la tecnología y reconocer que desconocía que la tecnología ha avanzado hasta este punto, desde el control por voz de un sistema hasta la manipulación de objetos virtuales con tan sólo usar la mirada o las manos.