La Asociación de Pequeños y Medianos Generadores (GPM-A.G.) informó que prácticamente el 100% de sus asociados han implementado, puntualmente para sus áreas administrativas, la modalidad de teletrabajo, aunque la operación de infraestructura crítica para el país, como son las centrales de generación eléctrica, mantiene el trabajo en terreno.

«Las empresas asociadas a GPM-A.G. han tomado todas las medidas necesarias para poder operar las instalaciones, entre ellas restricción de acceso para más de un operador por planta, turnos consensuados con el fin de disminuir traslados de personal y contacto con otros, traslados con protocolos especiales de higiene, controles de temperatura a los operadores, y se ha reforzado e inducido al personal respecto de la prevención para el contagio, para lo cual se han utilizado instructivos disponibles en Ministerio de Salud y autoridades del área», se indicó.

[LEA TAMBIÉN: Centrales generadoras de Colbún se suman a medidas de seguridad ante brote de coronavirus]

La asociación gremial también señaló las empresas «han suspendido actividades, reuniones presenciales y trabajos que no sean necesarios de manera de mantener la salud de los operadores, sus familias y resguardar la continuidad operativa».

«Todas las medidas mencionadas anteriormente, las cuales han sido adoptadas oportunamente por las empresas de generación asociadas en GPM AG, han permitido continuar operando la infraestructura crítica sin problemas y con total normalidad, con el fin de mantener el suministro eléctrico en forma segura y confiable», se agregó.