(El Mercurio) La imagen del edificio corporativo de Enel en llamas, la noche del viernes 18 de octubre, se transformó en uno de los emblemáticos de la violencia del estallido social. A cinco meses de ocurrido, el grupo eléctrico italiano avanza en la reconstrucción de su centro de operaciones ubicado en Santa Rosa.

“En este momento todos los pisos están perfectamente funcionando, menos el 14, el más dañado por el fuego. Los centro estratégicos, como la sala de despacho y control de distribución, generación, y el área de negocios, están plenamente operativos”, cuenta Paolo Pallotti, gerente general de Enel Chile.

Precisa que debido a que aún no está habilitada la escalera exterior de emergencia, por ahora tienen limitado el número de personas que pueden permanecer en el edificio cada día. “Tenemos 400 personas en el edificio corporativo, de un total aproximado de 1.600 personas. El resto está distribuido en los edificios que tenemos en los alrededores”, comenta.

[Siga leyendo esta noticia El Mercurio]