(La Tercera-Pulso) El grupo colombiano ISA, controlador de la transmisora eléctrica InterChile y de la operadora de autopistas Intervial, anunció este miércoles un millonario plan de inversiones para los próximos cinco años, en los países en que opera, el que incluye un monto importante para Chile. Esto, a pesar de las turbulencias internas que enfrenta el país, tanto por la situación de seguridad interna como por el debate constitucional.

Las inversiones anunciadas por ISA, -que cuenta entre sus desarrollos en Chile la construcción de la línea eléctrica Polpaico-Cardones- para los mercados en que opera llegarán a US$3.657 millones, los que se destinarán en un 33% para Brasil, 23,6% para Colombia, 22,4% para Chile y 20,8% a Perú. Los fondos destinados a Chile, que serán distribuidos en las áreas de telecomunicaciones, energía y carreteras, suman US$818 millones.

En relación con el detalle del destino de los recursos, en la compañía indicaron que “en el negocio de energía, continuaremos desarrollando las obras adicionales al proyecto Cardones-Polpaico, como la ampliación de las subestaciones Nuevo Maitencillo y nueva Pan de Azúcar, bancos de autotransformadores y compensación reactiva. Asimismo, en el negocio de autopistas, continuaremos con la ejecución de obras de seguridad normativa pactadas con el MOP, las Inversiones de Rutas del Loa y Terceras Pistas Tramo Tres en Maipo”.

En relación a futuras compras u otras inversiones, destacaron que seguirán alerta ante alguna opción que surja. “Seguiremos monitoreando las oportunidades que se vayan presentando que encajen dentro de nuestra rentabilidad esperada y también dentro del riesgo que tenemos evaluado. Además, queremos participar en las relicitaciones de las concesiones viales que se nos empiezan a vencer y donde consideramos que tenemos una ventaja competitiva muy interesante”, complementaron.

[LEA TAMBIÉN: Cardones-Polpaico: “La construcción de este proyecto ha sido un desafío”]

Confianza en Chile

En conferencia con inversionistas, el presidente del grupo ISA, Bernardo Vargas, analizó la situación interna que se vive en Chile, asegurando que, tras la crisis social, en el negocio vial solo debieron lamentar algunos daños en peajes laterales, lo que tuvo un efecto más bien menor a nivel financiero.

Además, dijo que siguen monitoreando el debate constitucional y que, hasta ahora, no ven mayor preocupación allí.

“Hasta ahora no vemos En ese debate algo que nos preocupe, pero estamos muy atentos siguiendo todos los avances especialmente en la reforma constitucional y de los temas fiscales que surjan en el plan de gobierno del Presidente Piñera, porque se anunció una reforma tributaria también que hasta ahora está muy difusa y no podemos nosotros aterrizarla de una manera concreta”, indicó Vargas.

Sobre proyectos futuros, indicó que están interesados en la relicitación de la ruta Talca-Chillán, pero que siguen mirando concesiones. “En Chile tenemos un pipeline de negocios no sólo dentro del plan de licitaciones dentro del MOP sino que tenemos iniciativas privadas que van muy avanzadas y que nos van a permitir que, en el peor de los casos de perder la relicitación, tener activos que reemplacen esos activos”, complementó.