(El Mercurio de Antofagasta-Norte Minero) Cuatro organizaciones internacionales líderes en el desarrollo de energías limpias (Instituto Tecnológico de Massachusetts “MIT”,Instituto Nacional Francés para la Transición Energética “CEA-Liten”, Instituto de Energía de la Universidad Estatal de Colorado “CSU” y Centro Aeroespacial Alemán “DLR”) se unieron a Fundación Chile para diseñar y competir por el Instituto Chileno de Tecnologías Limpias, que busca impulsar la energía solar, la minería de bajas emisiones y concretar avances en la industria del litio y otros minerales.

“A través de esta alianza buscamos aprovechar la inédita oportunidad que presentan las energías limpias para Chile, combinando lo mejor de la experiencia internacional con el desarrollo de las capacidades de las instituciones locales, tales como, universidades, centros de investigación, emprendedores, fondos de capital de riesgo y la industria”, dijo Robin Hervé, representante en Chile de CEA-Liten.

La propuesta del consorcio busca innovar en la institucionalidad de este tipo de organizaciones en Chile, inspirándose en experiencias exitosas llevadas a cabo en los países de origen de los socios internacionales que lo componen. Además, su gobernanza buscará velar por el carácter público de este centro, garantizando que sus fondos sean destinados a la investigación aplicada a los desafíos de las industrias.

Su diseño priorizará la participación de entidades locales y regionales con el principio de arquitectura abierta en el corazón de su estrategia, permitiendo que cualquier institución que presente un proyecto idóneo, con el apoyo de la industria, pueda competir por ser parte de su portafolio de proyectos (lo que incluye, pero no se limita, a financiamiento).

La visión de este consorcio es que Chile no solo se suba a la ola de la transición energética, sino que sea capaz de influir en ella generando conocimiento y tecnología al tiempo que diversifica su matriz productiva.

“Contar con el apoyo de un grupo de instituciones internacionales de tal prestigio es un lujo para nuestro país. Con esto no pretendemos competir con las instituciones locales, sino todo lo contrario, aportar a que nuestras entidades nacionales mejoren sus capacidades de investigación aplicada y se acerquen más a trabajar con la industria”, dijo Andrés Pesce, gerente de Sustentabilidad y Nuevos Negocios de Fundación Chile.

Cabe destacar que el Instituto Chileno de Tecnologías Limpias, que se encuentra en una etapa de recepción de propuestas, es una iniciativa impulsada por Corfo que busca seleccionar la propuesta para la instalación en Chile de un instituto tecnológico que: desarrolle actividades de investigación y desarrollo; transferencia de tecnología e innovación; asistencia tecnológica y técnica especializada; difusión tecnológica o generación de investigación; e información de apoyo a la regulación y a las políticas públicas, en las áreas de energía solar, minería sustentable y materiales avanzados de litio y otros minerales; además del desarrollo de tecnologías complementarias a la industria del litio en el desarrollo de baterías.

El Instituto contará con una inversión público-privada a 10 años de US$240 millones, de los cuales US$193 millones provienen de los aportes I+D señalados en el “contrato Salar de Atacama” que SQM mantiene con Corfo. Además se ubicará con sede principal en la Región de Antofagasta, sin perjuicio del funcionamiento en instalaciones de apoyo ubicadas en otras regiones del país y/o en el extranjero.