Un incremento de 4,2 MW a 5,7 MW registró la capacidad instalada en la infraestructura de carga para vehículos eléctricos en el país, entre octubre del año pasado y enero último, de acuerdo con los datos entregados a este medio por parte de la Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC).

La unidad de Energías Renovables y Electromovilidad del organismo fiscalizador también anotó un aumento en el número de cargadores públicos en el mismo periodo, al pasar de 112 a 116 de estas instalaciones.

[LEA TAMBIÉN: Propuesta: impuesto progresivo a motores diésel para promover venta de autos eléctricos]

A enero de este año, la SEC señala que el 59% de los cargadores se ubica en la Región Metropolitan, mientras que entre las regiones de Arica y Parinacota y de Valparaíso se registran un 18% de las instalaciones, y entre las regiones de O’Higgins y de Magallanes, la cifra llega a 23%.

La mayor cantidad de instalaciones son los cargadores lentos y semi-rápidos (entre 3,5 y 22 kW en corriente alterna), seguidos de los rápidos (de 43 kW en AC y de 50 kW en DC), y de ultra rápidos (150 kW en DC).