El vicepresidente de Desarrollo de Negocios de GNL Talcahuano, Francisco Ibieta, afirmó que el grupo CGE tiene “capturado a GNL Talcahuano”, al no entregarle una conexión al ducto en la zona del Biobío, lo que dio paso a una investigación de la Fiscalía Nacional Económica para comprobar si existen o no “eventuales infracciones a la normativa de libre competencia”.

En un comunicado público, el ejecutivo de GNL Talcahuano, precisó: “No puede ser que el grupo español que controla el mercado del Gas Natural en Concepción, nos tenga paralizados por un formalismo técnico, al no querer reconocer la factibilidad de conexión que nos entregó en 2012. Esa es claramente es una actitud monopólica”.

El ejecutivo aseguró que GNL Talcahuano está en condiciones de iniciar la construcción del proyecto cuando se dé “luz verde” a la conexión.

“Tenemos un proyecto paralizado por esta posición de abuso dominante que están teniendo dos empresas a través de un gasoducto que es público”, afirmó.

Ibieta dijo que “basta que Gasoducto del Pacífico nos de acceso al ducto y el problema se acaba. Sólo con eso ya estaríamos en condiciones de pasar a fase comercial y de desarrollo y contribuir a más competencia y a un gas más barato a la región”.

[LEA TAMBIÉN: Se desata “guerra por el gas” en el Bío Bío tras investigación de la Fiscalía Nacional Económica]

Seremi

Ibieta también manifestó su rechaza a las declaraciones del seremi de Energía del Biobío, Mauricio Henríquez, quien calificó este tema como un “conflicto de privados”, pues aseguró que los principales perjudicados “con el monopolio que lideran CGE (de la española Naturgy), GasSur y Enap son las empresas y los consumidores del Gran Concepción”.

“Nos llama mucho la atención que la autoridad regional de Energía diga que este es un conflicto entre privados, cuando sabe que el gran perjudicado de la falta de competencia es el consumidor del Gran Concepción, y donde participa la empresa estatal Enap en la propiedad de Gasoducto del pacífico. Esperamos que no sea una excusa para tomar palco y evitar dar una solución a los habitantes de Concepción. El ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, tiene la solución en sus manos y al no actuar está favoreciendo una empresa que está abusando de los consumidores”, señaló.

“Si este fuera un ‘problema entre privados’, ¿cómo se entiende que la FNE haya intervenido y abierto una investigación solicitada por GNL Talcahuano? La FNE solo interviene en asuntos de ‘bien público’: el resguardo de la libre competencia en los mercados, evitando el abuso de las posiciones dominantes”, agregó el ejecutivo.

A su juicio, “es urgente que el gobierno intervenga y destrabe el proyecto de GNL Talcahuano, para que bajen los precios del gas natural en Biobío”.