La empresa española Iberdrola construirá un sistema de almacenamiento con baterías de ion litio en Escocia, el cual tendrá una capacidad instalada de 50 MW, que funcionará en base a los 215 aerogeneradores del parque eólico.

Se trata del proyecto Whitelee, ubicado en el condado escocés de Meath, que supone una inversión de 22 millones de euros, con el propósito de mejorar el control y la flexibilidad “para proporcionar servicios como la potencia reactiva y la respuesta de frecuencia a la red eléctrica nacional”, según informó la compañía.

Keith Anderson, consejero delegado de ScottishPower, filial británica de Iberdrola, afirmó a través de comunicado oficial que los recursos naturales como el viento “son variables en su propia naturaleza y, al usar una batería, podemos asegurarnos de optimizar nuestra capacidad de utilizar el recurso de manera más efectiva”.

[LEA TAMBIÉN: El rol del montaje en el desarrollo de proyectos eólicos]

Por su parte, el ministro de energía escocés, Paul Wheelhouse, indicó que el proyecto “es un gran paso adelante y un capítulo más en la historia de este importante lugar. Todo esto tendrá un papel protagonista en la reducción de gases de efecto invernadero de Escocia y ayudará a cumplir los objetivos de electricidad renovable del país, así como a diversificar sus suministros de energía”.

De acuerdo con lo indicado por Iberdrola, la batería puede estar totalmente descargada o utilizarse en ráfagas cuando sea necesario para mantener estable la red eléctrica equilibrando la oferta y la demanda.

Además, mejorará la capacidad de almacenar el exceso de energía de la generación eólica en momentos en que la demanda es baja o el viento es alto, por ejemplo, de noche, y se libera en momentos de alta demanda y viento bajo.