(Radio Biobío) Habitantes de Hornopirén llegaron a la Intendencia Regional de Los Lagos para frenar la instalación de una central hidroeléctrica de paso en el Río Negro, en un sector cercano al Parque Nacional Hornopirén.

Se trató de al menos 30 vecinos que salieron desde la provincia de Palena, alrededor de las 6:00 de la mañana, para entregar una carta a la autoridad regional en respuesta a sus planteamientos sobre la problemática que afecta al sector.

Pese a lo planeado por comunidades indígenas, agrupaciones sociales, concejales y consejeros regionales, el intendente Harry Jürgensen no recibió a los habitantes de Hornopirén y Hualaihué.

Denny Arriagada, presidente de uno de los pueblos originarios que vive en las cercanías del Río Negro, comentó que debieron dejar la misiva en secretaría, y que les darían una respuesta durante la semana. Asimismo, expresó que “el objetivo siempre es salvar el Río Negro, salvar todos los ríos, proteger nuestros recursos naturales que tenemos”.

Sandra Antiñirre, presidenta del Comité de Agua Potable del sector dijo que sería catastrófico si se confirma la instalación de la central de paso.

[LEA TAMBIÉN: Empresa que construía central hidroeléctrica de pasada en Hornopirén suspendió faenas]

“Es muy grave lo que puede pasar porque el comité tiene dos derechos de agua, el río no tiene tanto caudal, sería muy amenazador contar con el vital elemento si es que se instala esa hidroeléctrica. No se puede instalar, bajo ninguna circunstancia”, manifestó.

Por su parte, el seremi de Energía (s), Francisco Muñoz, expresó que los trabajos están paralizados de manera indefinida y que buscan dar tranquilidad a los vecinos.

“Nosotros le pedimos a la empresa activar este paso voluntariamente, no aceptaron, pero sí aceptaron suspender cualquier tipo de operación en el territorio. Hubo un congelamiento del proyecto en los meses que sean necesarios y esa es la tranquilidad que queremos darle (a los vecinos)”, afirmó Muñoz.

A los problemas que ya tiene la empresa con los habitantes de Hornopirén, se suma una denuncia de Conaf por tala ilegal tras remover árboles a 5 metros del río, cuando la norma indica que sean al menos 20.