(La Tercera-Pulso) Los directos y controladores de las empresas abiertas en bolsa siguen comprando acciones de sus propias compañías, lo que se viene dando desde fines de 2019 aprovechando los bajos precios s generados tras el estallido social de octubre.

Esta vez fue el turno de Lipigas. El exdirector Mario Vinagre Muñoz, padre del actual director Mario Vinagre Tagle, adquirió la semana pasada 333.334 títulos de la firma de energía en más de $1.600 millones, donde el precio promedio fue de $4.800 por cada papel.

La sociedad a través de la que adquirió las acciones, Inversiones Vinta Vinagre, forma parte del grupo controlador de la empresa.

[LEA TAMBIÉN: Lipigas registró Ebitda de $26.307 millones en el mercado chileno al tercer trimestre]

Dicho valor representa un retroceso de 11% respecto del cierre del 17 de octubre, un día antes de que explotara la crisis.

Esta transacción se suma a la compra de 50.000 acciones que realizó Inversiones Río Claro, ligada al vicepresidente de la mesa directiva, Jaime García, el 4 de diciembre pasado. Para ello pagó un precio de $4.160 por título, implicando un total de $208 millones.

Esto implica una caída de 22,9% respecto del precio visto previo al estallido. Además, la misma sociedad había comprado 100.000 papeles por $416 millones en noviembre de 2019, al mismo precio que en enero.

Estos movimientos se suman a los que han efectuado otros controladores o ejecutivos en empresas como
La Polar, Hites y Falabella, entre otras.