(Diario El Sur) Científicos chilenos se adjudicaron el financiamiento por parte de la Agencia Nacional de Innovación y Desarrollo (ANID) para un proyecto de tres años que creará y lanzará el primer satélite telescopio espacial (3u-cubesat) diseñado para proteger los cielos nocturnos y oscuros del país.

Eduardo Ibar, académico de la Universidad de Valparaíso e investigador que forma parte del proyecto, señaló que “el crecimiento de las ciudades y por consiguiente el mayor consumo y uso de luz artificial de las localidades cercanas a los observatorios ha provocado un aumento de los índices de contaminación lumínica, lo que implica un incremento en el brillo nocturno, afectando así la calidad de los cielos para la observación astronómica.

Explicó que la tecnología LED ha ganado terreno como opción de iluminación nocturna por sus diferentes ventajas comerciales. Sin embargo, el riesgo del uso de esta fuente de luz fría tanto para la salud humana como silvestre y la proliferación de su utilización en la vía pública, como también en proyectos mineros ubicados en zonas cercanas a los centros de observación, disminuye la visibilidad de las estrellas u otros objetos celestes de estudio.

[Siga leyendo esta noticia en el Diario El Sur]