Enel X realizó la presentación de la primera ruta eléctrica nacional, que abarcará Chile de Arica a Magallanes a través de la instalación de 1.200 puntos de carga públicos, considerando más de 1.800 conexiones para vehículos eléctricos. Con una inversión inicial en torno a US$15 millones, plan se irá desarrollando gradualmente hasta 2025, año en que según los ejecutivos de la firma, los precios de los vehículos eléctricos se equipararán con los de combustión tradicional.

“Desde Enel X hemos invitado a distintas marcas, instituciones e industrias a sumarse a un acuerdo que nos permita trabajar juntos, tanto desde el sector público como privado, en la descarbonizacion del transporte y la descontaminación de nuestras ciudades”, dijo Karla Zapata, gerenta general de Enel X Chile. Agregó que la infraestructura inteligente que se está desarrollando permitirá incorporar más autos eléctricos y también especificó que el 47% se ubicará en Santiago y el 53% en regiones.

Según estimaron desde Enel, en 2025 en Chile habrá más de 80.000 vehículos eléctricos. En este contexto, la “ElectroRuta Enel X” cubrirá más del 50% de las necesidades de infraestructura de carga que requerirán dichos autos.

Herman Chadwick, presidente de Enel Chile, destacó que habrá una electrolinera cada 60 kilómetros. Por su parte Paolo Palotti, gerente general de Enel Chile, comentó que “estamos avanzando hacia una matriz de generación más limpia y sostenible y hacia un uso cotidiano cada vez mayor y más eficiente de la energía eléctrica. En este recorrido estratégico la movilidad eléctrica es un pilar fundamental para disminuir la contaminación de las ciudades y mejorar la calidad de vida y la salud de todos sus habitantes”. El ejecutivo puntualizó que hacia 2022, el 73% de la generación producida por Enel en el país será renovable.

Acuerdo para el futuro

La presentación de la iniciativa se selló con la firma del acuerdo “Comprometidos por la Electromovilidad”, mediante el cual Enel X y sus diferentes socios estratégicos se comprometieron a instalar puntos de carga para autos eléctricos en sus propias dependencias. Entre los firmantes hay empresas automotoras, de retail, inmobiliarias, alimentación, hoteles, industrias e instituciones académicas que respaldan esta iniciativa.

La primera etapa de implementación de los nuevos puntos de carga se inició en 2019 en la Región Metropolitana, que concentra la mayor demanda, y continuó en algunas ciudades del sur del país como Concepción, Temuco y Chillán, además del tramo Santiago-Los Vilos, de la Ruta 5 Norte.