La Superintendencia de Electricidad y Combustibles (SEC) informó que las empresas de distribución eléctrica recibieron un total de 1.898.490 reclamos, entre los meses de enero y noviembre de 2019, cifra superior a similar período de 2018, cuando se recibieron 1.723.134 denuncias, lo que implica un aumento de 10%, al comparar ambos años, debido al incremento de los reclamos por cortes de luz, los que crecieron en casi 200 mil casos.

El balance fue dado a conocer por el superintendente Luis Ávila, quien destacó que la mayor cantidad de los reclamos presentados ante las empresas, por parte de los ciudadanos, se debió a cortes imprevistos del servicio eléctrico, con un 90% del total, seguidos por las denuncias por cobros excesivos (2,6%) y los problemas de lectura de los medidores, en el proceso de facturación (2,3%).

El informe indica que las empresas que concentran la mayor cantidad de reclamos son CGE (965.312), que aumentaron en un 16% en relación con el año 2018; Enel Distribución (352.847), que disminuyeron en un 7% respecto al año pasado; y Frontel (211.696), que aumentó sus casos en 32%, al compararlo con 2018.

[LEA TAMBIÉN: Generación distribuida registra más de 6.000 instalaciones desde su puesta en marcha]

Reclamos directos

El balance además releva que la SEC recibió, directamente, un total de 31.041 reclamos, contra las empresas eléctricas y de combustibles. De la totalidad de los reclamos presentados ante el organismo contra las empresas eléctricas y de combustibles, un 48% fue resuelto a favor de los ciudadanos, es decir, en casi la mitad de estos casos la razón la tenía el cliente y no la empresa.

Además, la SEC recibió un total de 280.205 interacciones de los ciudadanos, entre consultas, reclamos, denuncias y solicitudes, durante 2019, de las cuales 28.465 fueron reclamos contra las empresas eléctricas.

A este respecto, la tasa de transferencia, es decir, aquellos reclamos presentados ante las empresas, que no fueron resueltos, satisfactoriamente para los ciudadanos, y que, por lo mismo, fueron llevados ante la SEC, alcanzó un 11,5% del total, es decir, aproximadamente de diez reclamos presentados ante las compañías, uno debió ser ingresado ante la SEC para que se investigue y resuelva, adecuadamente, en orden a lo que indica la normativa vigente.

Ávila sostuvo que «es fundamental que los ciudadanos denuncien y reclamen cuando consideran que no están recibiendo un servicio eléctrico seguro y de calidad. Para la SEC es relevante conocer los errores y problemas que pudieran estar presentando las empresas, para exigirles las mejoras necesarias para que entreguen a sus clientes, un suministro eléctrico continuo y seguro».