(Diario El Sur) La adjudicación de diversos contratos por un monto aproximadode $200.000 millones, anunció recientemente Salfacorp S.A. Entre ellos destaca el acuerdo para la construcción del proyecto Central Hidroeléctrica Frontera, ubicado en el límite entre las comunas de Los Ángeles y Mulchén, en la Región del Biobío, por un monto cercano a US$150 millones.

Las obras estarán a cargo de la Empresa de Montajes Industriales Salfa S.A., perteneciente a la Unidad de Negocios Icsa, y la construcción se iniciaría a mediados de 2020.

Al respecto, el gerente general de SalfaCorp S.A., Jorge Meruane, destacó los alcances que tiene el proyecto, señalando que “estamos expectantes de comenzar las obras de la central Frontera. Es un proyecto que hemos estudiado durante un largo tiempo y tenemos un equipo de profesionales especialistas y altamente capacitados para su correcto desarrollo. Esta obra nos permitirá, además, ayudar a generar un importante aporte para la Región del Biobío y sus comunidades, considerando la generación de energía limpia y su bajo impacto ambiental”.

[VEA TAMBIÉN: Por la sequía, centrales hídricas explicaron solo un cuarto de la producción eléctrica este invierno]

Las obras de este proyecto contemplan la construcción de una central hidroeléctrica de pasada con embalse de baja caída (Run of River), que son ampliamente utilizadas en Europa, y cuenta con un área de inundación menor, buscando mantener una relación positiva con el medio ambiente y un bajo impacto visual.

El proyecto Central Hidroeléctrica Frontera, de Energía Llaima, empresa cuya propiedad comparten las familias Claro, Said Somavía, Said Handal y Garcés. Será del tipo run-of-river, se construirá en la mayor parte de este tipo en el país y contará con una potencia instalada de 109, 3 MW, y tendrá un costo estimado de US$300 millones.