(La Segunda) En la COP25 , mientras la delegación chilena intentaba infructuosamente cerrar acuerdos para frenar el calentamiento global, el ministro de Energía, Juan Carlos Jobet, y las empresas AES Gener y Engie, descomprimieron el ambiente. Adelantaron el compromiso adquirido con el gobierno y firmaron el cierre anticipado de cuatro centrales a carbón en Tocopilla y Mejillones (dos en cada lugar).

Para la delegación presente en Madrid, este anuncio matizó una tensionada cumbre ambiental, donde eran necesarias las noticias positivas en temas de sustentabilidad.

Los chilenos presentes en la COP25, aseguran que hubo un hombre clave en dicho anuncio: el CEO de Engie en Chile, Axel Leveque (48).

“Ha sido un articulador fundamental del proceso del cierre del carbón, el aporte más ambicioso de Chile en materia de lucha contra el cambio climático, y uno de los anuncios más importantes de la COP25”, comenta el presidente de la Asociación de Generadoras, Claudio Seebach.

El anuncio de Madrid no fue gratuito para el grupo francés. El mismo día informó a la Comisión para el Mercado Financiero (CMF)  un efecto a sus resultados de US$70 millones a causa de la decisión.

“En junio de 2019 dimos el primer paso al comprometer el cierre de cuatro de nuestras unidades ubicadas en Tocopilla (dos incluso se cerraron días después del anuncio). Lo que hicimos en la COP25 fue reforzar ese camino, comprometiendo adelantar el cierre de Mejillones para el año 2024. En definitiva, cerrar seis unidades a carbón, 800 MW, de aquí al año 2024”, contó el ejecutivo.

Según algunos colegas de Leveque, la mirada del belga está más allá de su oficina en Gertrudis Echenique.

“Conoce la realidad de las comunidades, ha estado con ellos en las llamadas zonas de sacrificio y por eso es un convencido del cambio que requiere la industria”, comenta un ex funcionario del Ministerio de Energía.

Leveque llegó por primera vez a Chile en 1998, para asumir como Ingeniero de Proyectos en Electroandina en Tocopilla. Allí vivió dos años y esa experiencia lo marcó.

“Guardo grandes recuerdos de Tocopilla. Cuando vuelvo, recorro sus calles y frecuento los lugares que visitaba cuando era joven y partía mi carrera, las playas y picadas. Hasta me recuerdo un local que tenía en su menú una hamburguesa “axel” que habíamos diseñado con su dueña”, dice Leveque.

[Siga leyendo esta noticia en La Segunda]